12 agosto, 2011

España, Francia, Italia y Bélgica plantan cara a la especulación con la medida, de carácter inmediato, de prohibir las ventas a corto plazo en los valores financieros, los más afectados en la actualidad por la rumorología económica y la calificación crediticia de las finanzas de dichos países.

Los bancos han tocado fondo interanual y las distintas comisiones reguladoras, la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) en España, han tomado cartas en el asunto combatiendo las posiciones cortas.

¿Qué es una posición corta?

Una posición corta es una operación intradía en la que se apuesta a la caída del precio de cotización de un valor, principalmente de la banca, para después recomprar a la baja. Pero, tiene una condición, la compraventa la realiza un inversor -casi siempre ‘hedge fund’- con los títulos de un particular.

De este modo, el gran inversor vende unos títulos que le han sido prestados y después los devuelve a un precio más bajo, quedándose la diferencia.

¿Y esto es posible?

El especulador de posiciones cortas cuenta con que sus operaciones de compraventa se realizan en el mismo día, por lo que es muy complicado destapar la maniobra. La CNMV obliga a informar a los inversores de la toma de posiciones cortas en valores financieros que superen el 0,25% del capital. La ilegalidad se comete cuando no hay préstamo de valores y aún así el fondo de inversión realiza la operación.

¿Hasta cuándo estarán vetadas?

En España, la medida de la CNMV de prohibir las ventas a corto plazo en valores financieros durará 15 días, según ha informado el organismo regulador, que incluso podría aumentar el periodo. Los valores afectados son Banca Cívica, BBVA, Sabadell, Banco de Valencia, Banesto, Pastor, Popular, Santander, Bankia, Bankinter, Caixabank, CAM, Catalana Occidente, Mapfre, BME y Renta 4.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta