14 noviembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

Durante el “Forum Europa. Tribuna Andalucía“, Diego Valderas vicepresidente de la Junta de Andalucía, ha anunciado la propuesta que desde presidencia se va a llevar al Consejo de Gobierno. Esta medida legislativa pretende asegurar los servicios de luz y agua para aquellos ciudadanos andaluces que no perciban ninguna remuneración o que tengan ingresos un 62% por debajo del salario mínimo interprofesional, es decir, que cobren menos de 400 euros al mes.

La Junta de Andalucía asegura un llamado salario social a las personas que han dejado de recibir cualquier prestación y se encuentran en riesgo de exclusión social. Esta percepción es de 400 euros, solo la pueden cobrar durante seis meses y la han recibido unas 47.329 familias en lo que va de año.

Andalucía tiene actualmente una tasa de desempleo del 35,9%, un total de 1,4 millones de personas en paro. Valderas pretende con este decreto-ley abastacer a las familias que perciben el salario social y todas aquellas que se encuentren en el umbral de la pobreza.

El secretario general de IU Andalucía ha confirmado que se trata de un decreto-ley de la Vicepresidencia elaborada por un grupo de profesores cuyas conclusiones pondrá a disposición de resto del Gobierno.

La medida contempla el abastecimiento garantizado por ley, de 100 litros de agua al día, que supone unos 3.000 litros al mes y 1.400 kilowatios de luz al año, cubriendo la mitad de las necesidades estimadas.

La cantidad necesaria de agua según las Naciones Unidas es de 50 litros al día por persona. En cuanto a la pobreza energética, informes como el publicado por ACA el año anterior advierten de que puede estar causando más de 2.300 muertes prematuras al año. La pretensión es evitar los cortes de luz por impagos que desde enero de 2011 hasta diciembre de 2012 fue de 510.864 cortes de luz en hogares andaluces.

Valderas ha apuntado que los ingresos necesarios para llevar a cabo esta ayuda social son de 20 millones de euros. Las vías con las que contempla sufragar esta medida son por un lado, el Fondo de solidaridad de la Junta o por vía fiscal, el vicepresidente ha afirmado que no descarta ninguna opción para financiar la medida y que continúa estudiándolo.

A través de esta ley pretende poner atención en los colectivos a los que más duramente les está golpeando la crisis.

Plan de ayuda social: tres comidas al día

En abril de este año la Junta aprobó otro plan para ayudar a las personas con menos recursos. El plan cuenta con un presupuesto de 120 millones de euros destinados a contrataciones laborales a través de los ayuntamientos, el mantenimiento de la ayuda a domicilio, el aumento del salario social y garantizar tres comidas diarias a los menores de familias con pocos recursos.

Unos 46.000 niños y niñas tienen asegurados un desayuno, una comida y una merienda al día.

Los comentarios no estn activados