15 noviembre, 2013
Escrito por José Ferrando

En 2013 estamos viviendo un otoño excepcionalmente cálido, y aunque parece que las bajas temperaturas ya empiezan a llegar, las previsiones metereológicas indican que vamos a tener un invierno igual de frío que los últimos años.

Precisamente por este frío, muchas familias españolas comenzarán a ver con temor unas facturas engordadas por el uso de la calefacción en el hogar. Algunos de los mejores consejos para evitar que la climatización invernal se convierta en un problema económico son:

1. Mantener una temperatura adecuada.
Si mantemenos la temperatura alrededor de 21ºC durante el día y de 17ºC durante la noche no solo trabajará menos la calefacción para luchar contra el frío del exterior, sino que no sufriremos problemas de salud que puede ocasionar el calor artificial como cefaleas, mareos, irritaciones de las vías respiratorias, etc.

2. Evitar los radiadores eléctricos.
Los sucesivos tarifazos en las facturas de las eléctricas españolas provoca que el método más caro para calentar una casa sean los radiadores eléctricos. Gas natural, gasóleo y propano se muestran entonces como las alternativas más baratas (aunque también más contaminantes).

3. Evitar los cambios bruscos de temperatura.
Calentar una habitación siempre es mucho más caro que mantenerla a una temperatura estable. Al ventilar una habitación hay que hacerlo durante pocos minutos para que esta pierda poco calor.

4. Ir con cuidado con las ofertas.
Algunas compañías ofrecen descuentos en las facturas a cambio de contratar servicios adicionales. Muchas veces la factura acaba siendo mayor de lo que hubiera sido al pagar la factura normal, y además la cancelación de estos servicios suele ser bastante complicada. Ojo con la letra pequeña.

5. Cerrar la casa adecuadamente.

Ventanas y puertas con un aislamiento adecuado pueden asegurarnos un gran ahorro energético, ya que evitamos que el calor se escape al exterior, igual que en verano podemos evitar que el frío salga a la calle. Entre las opciones más populares destacan las ventanas con acristalamiento doble, que no solo aislan la temperatura sino que reducirán los ruidos de la calle que podamos escuchar en nuestra casa.

6. Comparar compañías.
La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ofrece en su página web datos para facilitar la tarea de comparar ofertas entre compañías y hasta las distintas opciones ofrecidas dentro de una misma firma.

7. Utilizar una tarifa coherente con nuestras necesidades reales.
Las facturas tienen una parte fija y otra variable, y si no se escoge bien la tarifa se puede acabar pagando demasiado. Lo ideal es acogerse a la tarifa que tenga un menor precio medio por kilovatio. Con la tarificación adecuada se puede ahorrar hasta un 40% en doce meses.

8. Gestionar adecuadamente las calderas comunitarias.
Aunque la caldera comunitaria es más eficiente que una multiplicidad de calderas individuales, suele utilizarse para abusar de la calefacción. Si la caldera tiene un termostato para que ajuste su temperatura a la exterior, o se introducen contadores individuales en cada casa, se reducirán los gastos innecesarios. De esta manera cada hogar se hará responsable de su propio consumo.

9. Utilizar termostatos en las habitaciones y llaves termostáticas en los radiadores.
No solo se podrá controlar la temperatura de cada habitación sino que las llaves termostáticas permitirán que la temperatura de los radiadores sea exactamente la deseada. Esta medida permite ahorrar hasta un 14% de la factura, que puede suponer hasta 60€ cada año.

Un comentario para “Ahorra en calefacción con nueve sencillos consejos”

  1. Interesante post. Pero no estamos de acuerdo cunado decís que el sistema eléctrico es el método más caro. Nosotros creemos que dependiendo de las necesidades de cada persona se puede elegir un sistema u otro para calentar una vivienda. Si estas todo el día en casa si es aconsejable un sistema de gas o acumuladores eléctricos. Pero si tan sólo pasas unas horas es bastante aconsejable un sistema de emisores.

    Muchas gracias por vuestro post y felíz lunes.

    Haverland.