8 abril, 2014
Escrito por José Ferrando

El Banco Santander ha hecho público hace poco un plan de actuación llamado Santander Advance y que supone el establecimiento de un fondo de 30.000 millones de euros para financiar pequeñas y medianas empresas en el Estado español.

La cantidad es un 24% mayor que la del año pasado, y es que según posteriores declaraciones de Emilio Botín en rueda de prensa, Banco Santander pretende establecerse como el banco referente para las pymes españolas.

La entidad bancaria pretende así incrementar en un 22% sus clientes e incrementar las vinculaciones con el banco en un 29%, ya que actualmente solo cubre un 16% de la cuota de mercado de pymes del país.

El programa Satander Advance permitirá dirimir las solicitudes de crédito en solo tres días una vez que el cliente haya entregado toda la documentación. Javier Marín, consejero delegado de Santander, asegura que “no es una campaña”, sino una “nueva forma de relación con las pequeñas y medianas empresas”.

Marín ha comunicado que España será el primer país en el que se ponga en marcha el plan, pero que próximamente se lanzará en otros países como México, Brasil y el Reino Unido, en un fondo global que supera los 55.000 millones de euros.

En consonancia con esta inversión en pymes, tanto españolas como extranjeras, Santander ha creado un plan de acompañamiento llamado “Pasaporte Santander“, con la intención de facilitar la apertura exterior de estas compañías.

Según fuentes de Santander, “tras una etapa de dura recesión empezamos una de crecimiento”, por lo que sería el momento adecuado para dar a las firmas españolas ese impulso crediticio necesario.

Y es que según recientes datos publicados por el Banco Central Europeo (BCE), las pymes en España han dejado de pedir créditos debido al alto número de respuestas negativas, por lo que hay un cese en la liquidez de crédito hacia esta firma.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta