18 noviembre, 2013
Escrito por Maria Molina

El juzgado de Primera Instancia de Valencia ha condenado a las entidades Bankia S.A y a Caja Madrid Finance Preferred S.A. a devolver 271.375 euros a un cliente por falsificar su firma hasta seis veces con el objetivo de que comprara participaciones preferentes.

El juez ha sentenciado la nulidad de la orden de compra por un valor de 288.000 en el año 2011, y condena a las sucursales bancarias a abonar 271.375 euros, resultado de restar los rendimientos percibidos (16.625 euros) a lo pagado inicialmente por los preferentes.

El cliente estafado por las bancas también las acusaba de incumplir el deber de información previsto en la Ley del Mercado de Valores, y de hacerle creer que firmaba un producto semejante a un plazo fijo.

Para confirmar si Bankia y Caja Madrid habían imitado la rubrica del cliente, el juez solicitó el servicio de varios peritos que consideraron que las firmas de seis documentos no fueron caligrafiadas por el demandante.

Las entidades bancarias falsificaron la firma del cliente en el contrato de depósito o administración de valores de Bankia; la orden de compra de valores, el documento en el que aparecían las condiciones de prestación de servicios; el test de conveniencia, el folleto resumen de la emisión de preferentes, y el documento con la clasificación de cliente minorista del banco.

El demandante asegura que firmó la información de los riesgos “en un minuto” porque “confiaba en el director del banco”. En el fallo, el juez recalca que en el contrato de compra se informaba de la posibilidad de incurrir en pérdidas, pero no concretaba qué tipo de pérdidas ni de qué entidad.

Así, el juzgado de Primera Instancia de Valencia le ha dado la razón al demandante por no proporcionar al cliente “una información suficiente y adecuada sobre los riesgos que asumía” puesto que “no era una persona experimentada y no tenía conocimientos financieros adecuados para poder entender este tipo de producto complejo”.

No es la primera vez que Bankia tiene que devolver el dinero de participaciones preferentes por información tergiversada y falsificación de la firma del cliente. El pasado mes de mayo, el Juzgado de Instrucción número 5 de Huelva ya condenó a la entidad a devolver a los herederos de una cliente 119.000 euros.

Los comentarios no estn activados