15 enero, 2014
Escrito por José Ferrando

El Ejecutivo de Mariano Rajoy podría ofertar parte de las acciones de Bankia a inversores institucionales tras la buena evolución de los activos durante las últimas semanas. Se sacará a la venta entre un 10% y un 18% de las acciones, cantidad que varía según fuentes y de la que todavía no hay confirmación oficial.

Los activos se sacarían a la venta a lo largo del primer trimestre de 2014, aunque parece ser que el Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, aún está tanteando el terreno antes de lanzarse a la piscina.

Reuters informa de que De Guindos ha negado cualquier acercamiento a los mercados para la colocación de acciones de Bankia, mientras que Europa Press asegura que varios inversores se habrían aproximado ya al Gobierno con la intención de ser accionistas de la entidad.

Por su parte, el Frob se ha abstenido de hacer cualquier declaración al respecto, por lo que la cantidad de acciones que se ofertarían aún es desconocida.

Con este proceso se apuntaría hacia la reprivatización gradual de la entidad, aunque tampoco se ha especificado el plan a seguir para llevar a cabo este negocio.

Con una cotización de 1,33 euros por acción, la salida a la venta del 18% de las acciones de Bankia supondría una inyección de unos 2.800 millones de euros para la entidad.
do homework online
El crecimiento de las acciones de Bankia suma un total de un 82% de revalorización durante el último trimestre de 2013, y sigue con previsiones alcistas en el corto y medio plazo.

Ello ha animado a un primer acercamiento al mercado, aunque no se cree que se realice ningún tipo de operación hasta que el precio de las acciones esté consolidado.

De hecho, para que el Gobierno recuperase toda la inversión inyectada en Bankia, las acciones deberían tener un precio de 3 euros, algo más del doble de su valor actual.

Sin embargo, aunque lejana, no es una opción descabellada, ya que si la entidad sigue manteniendo sus números de crecimiento atraerá más inversores y las acciones incrementarán su precio.

Estas noticias llegan en un clima económico negativo para la banca nacionalizada en España, ya que ayer mismo el Gobierno aseguró que con la compra y saneamiento de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) se perderían unos 15.000 millones de euros, tres veces más de los presupuestado en un principio.

765qwerty765

Los comentarios no estn activados