8 mayo, 2014

Barclays se une a la desbandada que hace un tiempo comenzaron los bancos. El banco británico ha anunciado que colocará sus sucursales españolas dentro de un plan por el que pasarán a estar dentro del llamado banco malo. Además habrán 14.000 despidos en nuestro país.

No obstante, por el momento se desconocen las condiciones bajo las que la entidad llevará a cabo estos despidos así como el proceso de abandono de España aunque ya se especula con la probabilidad de que busque un comprador para sus oficinas y clientes. De este modo, llega esta nueva medida tras el año pasado realizar una reestructuración en la que redujo el número de sucursales españolas en más de cien y despidió a más de 1000 personas.

barclays-center_img-v26259

Según ha declarado la propia entidad ha tomado esta decisión al tratarse de “activos que no encajan con su nueva estrategia o que no cumplen los requisitos de rentabilidad”. Una reestructuración que le va a costar a la entidad británica la friolera de 800 millones de libras pero parece que desde la entidad han decidido que a pesar de ello sigue siendo más rentable que seguir como hasta ahora.

Según han anunciado, la entidad se centrará a partir de ahora en la “banca minorista en Reino Unido y África, y en algunas actividades de banca mayorista”. Por lo que respecta a España la única vía pasa por mantener algo de presencia dando servicio de banca corporativa a los clientes. En cuanto a los préstamos y la sección inmobiliaria del banco decir que el objetivo de la entidad ahora no es otro que vender o liquidar la cartera de préstamos a empresas españolas del sector inmobiliario así como a las pymes que puedan estar interesadas. Un nuevo caso de una entidad en apuros y que se suma a tantos otros en nuestro país.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta