24 agosto, 2013
Escrito por Rodrigo Cortiña

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha emitido un informe favorable para que la Junta de Castilla y León aprueben las gestiones para que la empresa australiana Berkeley comience con la extracción de uranio en Retortillo y Villavieja de Yeltes, valorando el impacto medioambiental de esta medida.

Según un comunicado de presa de Berkeley, la decisión del Consejo de Seguridad Nuclear ya ha sido remitida a la Sección de Minas de la Delegación de la Junta de Castilla y www.jumpexam.com León en Salamanca.

La planta extractora no se pondrá en marcha hasta que el Gobierno de Castilla y León informe de manera favorable la declaración del impacto medioambiental, que afecta a más C2090-552 de 3.000 hectáreas de Retortillo y Villavieja de Yeltes.

En ambas zonas, según un estudio de Berkeley, se estima que habrán cerca de 7.700 toneladas de óxido de uranio, que tardarán unos diez u once años en ser extraidos en su totalidad.

La construcción de la mina y el trabajo minero dará trabajo a cerca de doscientos trabajadores, según una estimación de la empresa.

Berkeley también ha remitido un Estudio Analítico Radiológico al CSN, en el que indica que el riesgo para los trabajadores y para la población del entorno sería “insignificante”, en caso de que entrara en funcionamiento la mina de uranio.

En cuanto a ofertas de empleo, aún se desconoce la vía por la que Berkeley vaya a contratar a los trabajadores, pero conforme se vayan sabiendo novedades os iremos informando.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta