2 diciembre, 2013
Escrito por José Ferrando

En el día que la Troika visita España por última vez antes de poner fin al rescate bancario la Prima de Riesgo se ancla por encima de los 240 puntos básicos mientras que el IBEX 35 se desploma arrastrado por la caída de las eléctricas españolas.

Aunque tras la apertura la Prima de Riesgo ha perdido tres puntos para situarse en los 241, ésta se mantiene por encima de la barrera de los 240 puntos, en la que ya lleva instalada varios días. El bono español a diez años cerró el viernes con una rentabilidad del 4,114% mientras el bono alemán incrementaba su rentbilidad casi en dos centésimas hasta situarse en el 1,710%.

Por lo que respecta a la bolsa, el IBEX 35 se convierte en el único indicador de la Eurozona que abre a la baja después de que las empresas eléctricas españolas pierdan valor en sus cotizaciones tras algunas de las medidas anunciadas para evitar este año el déficit de la tarifa. El IBEX perdía un 0,27% mientras el Índice General de la Bolsa de Madrid registraba pérdidas del 0,39%.

En otro orden de cosas, hoy se produce la quinta visita de la Troika a España, que estarán en Madrid hasta el 16 de diciembre en lo que se prevé que será su última visita a la capital antes de la finalización del rescate bancario. La Troika analizará los progresos realizados en el cumplimiento de las condiciones del programa acordado y la estabilización del sector financiero español, para lo cual se reunirá con representantes del Banco de España, analistas financieros, asociaciones del sector y representantes del Gobierno.

La salida limpia de España del rescate fue acordada el 14 de noviembre por parte del Ecofin. Para los resultados de la Troika habrá que esperar hasta finales de enero, cuando la Comisión y el BCE emitirán sus informes. El del FMI será publicado un poco más tarde, a principios de febrero.

Todo parece indicar que el plan de ayuda a la economía española ha cumplido su objetivo de reestructuración del sector financiero, convirtiéndose así España en el primer país que sale de un programa de ayuda de la Unión Europea y termina con la vigilancia de la Troika.

Olli Rehn, responsable de Asuntos Económicos de la Unión Europea, mantendrá sin embargo el país bajo vigilancia hasta que éste devuelva el 75% del préstamo recibido. El Gobierno solo ha utilizado un 40% del límite de dinero que podía pedir prestado, que tiene un tipo de interés del 0,5% y un plazo de devolución a 15 años.

Según las previsiones comunitarias, España volverá a crecer en 2014, que será el año en que su economía toque fondo y rebote. Las PYMES son las únicas que no tendrán mejoría, ya que la mejora de financiación se dará en el sector público, pero el privado aún tiene dificultades para el acceso a los créditos.

Los comentarios no estn activados