30 noviembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

El informe presentado por el Ministerio de Educación Cultura y Deportes demuestra que se han cerrado 2.000 empresas dedicadas a la cultura, lo que ha supuesto que 24.000 personas se quedasen sin empleo en 2012. Lo que ha provocado que la aportación de la industria de cultura caiga del 2,8% al 2,7% del PIB entre los años 2011 y 2012.

El ministerio que preside Wert ha dado a conocer que las empresas españolas dedicadas a cultura han pasado de 103.320 en 2011 a 101342 en 2012 y los trabajadores del sector han descendido dentro del mismo período desde los 481.700 a 457.600 trabajadores en un año.

En el informe se añade un estudio sobre los hábitos de lectura de los españoles, que da como resultado un aumento del consumo de lectura. También, el Ministerio dedica un apartado donde contabilizado la educación encaminada al empleo cultural, de donde se extrae un incremento en el número de alumnos matriculados en enseñanzas relativas a la cultura.

En cuanto al gasto público que se destina a la industria cultural, la inversión derivada desde el Ministerio de Cultura es de 957 millones de euros, un 9% menos que en 2011 que era de 1.051 millones de euros. Al igual que el gasto en financiación que muestra un recorte respecto al año anterior.

La media de las administraciones autonómicas también descienden sus partidas relativas al gasto en cultura en un 16% pasando de 1.769 millones de euros a 1.483 millones. Igualmente la cultura ha visto recortada sus prestaciones en la media del gasto de los ayuntamientos en un 15%, pasando de 4.043 millones a 3.397 millones.

Las encuestas que se realizan para medir los hábitos y prácticas culturales demuestran que entre los periodos 2010-2011 han bajado las visitas a los museos, mientras aumentas las visitas a los monumentos y exposiciones.

Los largometrajes también se han visto perjudicados por los recortes y el descenso del consumo, ya que España ha pasado de 199 películas en 2011 a 182 en 2012. En un año han desaparecido 35 cines y 40 salas de exhibición. Y los festivales españoles de cine se han reducido más de la mitad pasando de 80 a 36, que atenta directamente a la promoción cultural.

La cantidad recaudada en gestión de derechos de autor ha caído un 20% y la balanza comercial relativa a bienes culturales se ha contraído un 62% debido la mayor disminución de importaciones, que han pasado de 855 a 752, mientras que las exportaciones se han reducido en 24 millones hasta alcanzar los 703 millones de euros.

Los comentarios no estn activados