15 marzo, 2014

En un momento en el que el proyecto de ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios que estudia el uso del cigarrillo electrónico está tramitándose en el Senado pero aborda puntos muy polémicos que podrían acabar con la fiebre de las tiendas de cigarrillos electrónicos. Pues bien, esta ley regulatoria aborda, entre otros aspectos, el hecho de considerar este tipo de productos como algo tan perjudicial como pueda ser el tabaco y totalmente alejado del uso sanitario que se quería dar hasta ahora. Por ello, sin ir más lejos, ya no podrán venderse en farmacias y el IVA que soportarán será del 21%.

Además estos productos tendrán un número máximo de gramos de nicotina. En esta ocasión la ley ha establecido que, en ningún caso, supere los 20 miligramos, siendo incluso más que factible el hecho de que desde Sanidad se impriman las advertencias pertinentes en este tipo de productos.

cigarrillo_electronico_efe_110613

Pero el golpe a este tipo de productos no acaba aquí. Se restringe y mucho su uso, de tal modo que en espacios públicos, como puedan ser colegios, parques, hospitales y transporte público no podrán usarse. No obstante, parece que, al menos por el momento, los bares sí se libran de esta dura restricción. “La normativa se centra, principalmente, en proteger a los menores. Aunque establece menos límites que con el tabaco, sí prohíbe, por ejemplo, la publicidad de estos productos en la franja horaria infantil de 16.00 a 20.00 horas. Tampoco podrán venderse a los menores de 18 años”, aseguró una experta en derecho sanitario.

Por su parte desde el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo y la Organización Médica Colegial consideran que estas medidas siguen siendo insuficientes y aseguran que, sin ir más lejos, la publicidad debería tener las mismas restricciones que la que sufre el tabaco tradicional.

En el lado opuesto, la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico que aunque su producto defendido ha sufrido un duro golpe, lo cierto es que se han mostrado muy respetuosos con esta decisión. “No planteamos este producto para dejar de fumar. No lo es, ni lo será nunca, de ahí precisamente que hayan sido considerados derivados del tabaco, en lugar de productos sanitarios”, afirmó su presidente, Manuel Muñoz. Habrá que ver si las restricciones van a más o se quedan en esta serie de medidas.

Un comentario para “Cigarrillo electrónico: España crea la primera ley regulatoria”

  1. Es que el cigarro ese es una tontería, si quieres dejar de fumar tienes que hacerlo de golpe si no te acabas enganchando al cigarrillo eléctrico este.

Escribe una respuesta