6 febrero, 2014
Escrito por Ana Bort

Seguro que ya ha escuchado hablar del código IBAN y de que ahora será la nueva manera de identificar las cuentas. Pero hoy le desvelamos algunas de las claves de este nuevo sistema;

– IBAN es el acrónimo de International Bank Account Number. Añade cuatro números a los veinte que ya dispone nuestra cuenta corriente tradicional.

– Desde este mismo mes necesitará su código IBAN en su cuenta bancaria para poder operar de forma normal.

– Su objetivo es facilitar las transferencias entre bancos de la Unión Europea con tarifas similares y evitar los problemas que generaba que cada país tuviera sus códigos y tarifas distintas.

¿Cómo es ahora el número de cuenta? Cuatro caracteres iniciales (dos signos del código del país + dos números como código de control) + número de cuenta habitual de veinte cifras.

¿Cómo se consigue el código IBAN? Solo hay que acudir al banco y pedirlo. Aunque está ya vigente, el Banco de España ‘permite’ una demora hasta 2016.

– Conseguirlo es gratis.

– Los expertos apuntan que las empresas y la administración pública tardarán más tiempo en adaptarse.

– Además del código IBAN, se le añade también el BIC (Business Identifier Code), que se refiere a la entidad asociada a la cuenta emisora con once caracteres.

– Es esencial intentar hacer los cambios lo más rápido posible para evitar problemas al hacer una transferencia, domiciliar un recibo o para pagar una nómina. Aunque los expertos apuntan que las compañías harán su esfuerzo por ‘encontrar’ su número de cuenta si todavía no tiene el nuevo.

– Con el código IBAN será posible hacer transferencias a treinta y tres países de Europa en euros tal y como se hacen en España.

– Todos estos cambios vienen enmarcados por la creación de SEPA, un acrónimo que en castellano significa Zona Única de Pagos en Euros y afecta a cualquier persona en Europa que tenga una cuenta en el banco.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta