22 noviembre, 2013
Escrito por José Ferrando

Recomendar68,"og_object"

La evasión de impuestos es uno de los problemas más graves que ofrece el sistema financiero español. Sin embargo las declaraciones de la renta tienen métodos de desgravación que permiten a los ciudadanos ahorrar parte de sus impuestos, aunque el desconocimiento hace que la mayoría de ellos no sean utilizados correctamente, o directamente no sean aprovechados por la ciudadanía.

Por ello vamos a hacer una recopilación de diez consejos a tener en cuenta cuando se cumplimenta el IRPF y que podría suponer a los ciudadanos un ahorro de hasta 3.600 euros:

1. Hogares rehabilitados o reformados para personas con discapacidad
Si se ha ampliado la superficie habitable de la vivienda habitual, o esta se ha adaptado para personas con discapacidad, se pueden deducir estos gastos siempre que las obras se terminen antes de el 1 de enero de 2017. La desgravación, en el caso de las reformas, será del 15% del total invertido en la reforma y con un límite anual de 9.040 euros. En el caso de adaptación para personas discapacitadas, la desgravación será del 20% (25% en Catalunya) con límite en 12.080 euros.

2. Aportaciones a planes de pensiones
Las aportaciones a planes de pensiones permiten un ahorro fiscal desde un mínimo del 24,75% hasta el máximo del 52% del total (56% en Andalucía, Asturias y Catalunya). El límite a aportar a estos planes de pensiones es de 10.000 euros de forma general, 12.500 si el inversor es mayor de 50 años.

3. Ventas de bienes y acciones
Las ganancias por transmisiones patrimoniales realizadas en un plazo de menos de un año tributan en base general, más progresiva, y que grava las rentas más altas. En cambio si la venta se efectúa más de un año después de la adquisición del bien tributará en base especial, con tipos tributarios inferiores. Por tanto el momento ideal para vender un inmueble es más de 366 días después de su compra, aunque si el contribuyente no puede esperar tanto tiempo pero vive en Madrid, Galicia o Extremadura debería esperarse a enero de 2014, cuando disminuirán las bases liquidables del IRPF en las tres autonomías.

4. Deducción por vivienda habitual
Aquellos contribuyentes que hayan adquirido su vivienda habitual antes de enero de 2013 mantienen el derecho a desgravar este gasto en 2014 siempre que se haya deducido la vivienda antes de 2012 (puede deducirse hasta un 15% con un límite de inversión de 9.040 euros). Sería conveniente en este caso realizar un pago extra de amortización de la hipoteca o en relación con la construcción de la vivienda.

5. Pérdidas en bolsa
A finales de año, si un fondo de inversión, acciones o derivados financieros han generado pérdidas, se podrían compensar con las ganancias patrimoniales obtenidas. Sin embargo hay que tener en cuenta que el periodo de generación y pérdida deben compensarse durante un mismo intervalo temporal, y que tras las pérdidas el contribuyente no deberá haber comprado ningún título igual ni similar en los dos meses siguientes a la pérdida.

6. Cuenta ahorro-empresa para empresarios
Los emprendedores que creen una Sociedad Limitada Nueva Empresa, pueden incrementar las aportaciones a una cuenta ahorro-empresa que les permitirá deducirse un 15% de las aportaciones realizadas con un límite de 9.000 euros anuales (un ahorro adicional de 350€ sobre las deducciones medias declaradas).

7. Incentivos a la financiación de los ángeles de los negocios
La nueva Ley de Emprendedores establece con efecto retroactivo al 1 de enero de 2013 un incentivo en el IRPF en favor de las personas que aportan capital para el inicio de una actividad empresarial (capital semilla). Este tipo de inversiones permite deducirse hasta el 20% de la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada con un límite de 50.000 euros anuales y siempre que el inversor no tenga nunca una participación superior al 40% del capital de la entidad. Además, la plusvalía tendrá una exención total siempre que se reinvierta en otra sociedad de nueva creación.

8. Alquiler de viviendas hipotecados
Si los intereses abonados por el contribuyente al banco por la hipoteca sumado a los gastos corrientes del inmueble (comunidad, IBI, etc.) superan el importe que el dueño recibe por el alquiler, la tributación del IRPF al inmueble será nula y podría incluso generar rendimientos negativos.

9. Neutralizar la tributación por venta de vivienda
Si un contribuyente vende su vivienda habitual este año tendrá que abonar hasta un 27% del importe de venta, pero se puede neutralizar el pago reinvirtiendo parcialmente esta cantidad ingresada.

10. Ahorrar con el pago a asociaciones sin ánimo de lucro

Si se realizan donativos a ONG, asociaciones declaradas de utilidad pública, colegios de huérfanos, etc. los contribuyentes se pueden desgravarlo de una parte de su IRPF siempre que conserven un recibo con los datos identificativos de la persona y la asociación, la fecha y el importe donado. Las instituciones que se acogen a este régimen incluyen colegios profesionales (máximo de 500€), sindicatos y partidos políticos, así como a todas las entidades recogidas en la Ley 49/2002 de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

Un comentario para “Cómo ahorrar en la declaración de la renta: Diez consejos que valen 3.600 euros”

  1. En el caso que vayas a realizar la Declaración de la Renta con el Programa PADRE, deberás cumplimentar la casilla 716 y la casilla F del anexo A.1. En el anexo se recogerá la información sobre la deducción por alquiler de vivienda habitual, y para ello es necesario introducir el NIF del arrendador (casilla 793), las cantidades satisfechas con derecho a deducción (con límite de deducción del 10,05%), y en la casilla 716, el importe de la deducción, que es el 10,05 % de las cantidades satisfechas con derecho a deducción.