25 noviembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

Con la llegada de las vacaciones de Navidad, comienza la búsqueda de ofertas con las que disfrutar del corto periodo de descanso que tenemos en esta época del año. Con tal de disfrutar al máximo de los días de fiesta, se ha de organizar y planificar con anterioridad cada instante.

Para que estas vacaciones te resulten más accesibles, vamos a ayudarte a organizar unos días de fiesta con los mínimos recursos económicos.

Lo principal es comenzar ahorrando en la elección de la escapada. Cuanto más demandada es la zona elegida, mayor es el precio de destino, con lo que debemos buscar un lugar que se encuentre en temporada baja.

El principal destino para esta época del año son las zonas montañosas con estación de esquí, con lo que estos destinos te pueden entrañar un presupuesto elevado.

También están los clientes que buscan un clima más cálido en destinos que se han añadido a la temporada alta como son Orlando, Florida, Punta Cana, República Dominicana, Panamá, Argentina, Costa Rica y los cruceros por el Caribe.

Otro paso a tener en cuenta es la comparación de ofertas. No nos podemos dejar llevar por la primera opción que nos enseñen, es primordial visitar numerosas páginas de ofertas de viajes en el que se incluya todo y también en la búsqueda por separado. Por ello es importante organizarlo con tiempo.

Viajar en fin de semana aumenta los precios, así que si puedes permitirte viajar en días laborales, podrás acometer un importante ahorro en tu presupuesto. Los mejores días son antes del 17 de diciembre y después del 3 de enero.

La programación es la clave para reducir gastos. Es importante decidir y contratar las vacaciones con bastante tiempo de antelación, a pesar de las ofertas de última horas que puedan ofrecer las compañías de vuelos y los hoteles con sus últimas plazas disponibles.

En Navidad no es conveniente utilizar esta táctica, ya que la oferta es muy elevada y la probabilidad de encontrar este tipo de gangas es muy baja.

Por último, viajar por tierra puede resultar más económico que volar en temporada navideña, el viaje en tren, autobús o coche te puede suponer un ahorro adicional.

Los comentarios no estn activados