15 noviembre, 2013
Escrito por Ana Bort

Las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea han creado una sensación de que todo puede y debe ser compartido a cada minuto, cada día. La facilidad con la que el contenido se intercambia crea mayor sensación de contacto, ya que se puede enviar una foto de lo que se está haciendo o lo que se lleva puesto para que los amigos lo comenten.

El problema viene cuando la foto enviada o la conversación a altas horas de la noche deriva hasta un punto que luego puede ser vergonzante o estúpido, tanto que alguno de los que han enviado el mensaje querrían volver el tiempo atrás.

WhatsApp, la aplicación más usada de mensajería The reason pro football is so popular is because there are only 32 teams in the league, teams play just one game a week and many online casino games can be found on free television. instantánea, no permite que los usuarios controlen que las conversaciones sean borradas. Porque que un usuario elimine de su teléfono fotos o charlas comprometidas no significa que quien las ha recibido haga lo mismo.

Pensando en ese supuesto nació la aplicación Woowos, que permite a los usuarios entre otras cosas encriptar sus conversaciones con una contraseña, borrar un mensaje que se ha enviado y saber si el destinatario lo ha recibido o leído.

woowos iconos mensajeria

Además, también permite que los usuarios borren fotos ya enviadas del terminal del destinatario y la aplicación en Android no permite hacer capturas de pantalla, aunque están aún trabajando para que en iOS tampoco se pueda.

La aplicación es gratuita y ya hay 60.000 usuarios que han instalado este nuevo servicio de mensajería en su teléfono con la esperanza de poder controlar lo que se dice, lo que se ha dicho y lo que se ha enviado al 100%.

Los comentarios no estn activados