27 noviembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

En un mercado laboral estancado, cada vez es más difícil encontrar una oferta de demanda de trabajo. Esto conlleva que las empresas tienen un mercado laboral amplio donde elegir, así que una buena primera impresión puede darnos el empujón necesario para ser seleccionados.

Queremos daros algunos consejos de cómo debéis hacer vuestro currículum vítae y qué no debéis poner en el mismo:

Es importante la brevedad, no utilizar más de dos folios. No digas en dos palabras lo que puedes decir en una.

Antes de entregarlo debemos corregir a conciencia nuestra ortografía, que sea fácil de leer, que nuestra foto esté actualizada, todo aquello que nos otorgue una buena presentación.

Resaltar la formación y la experiencia que ofertamos.

Que el currículum siga una coherencia escrita y temporal, revisar las fechas.

El currículum debe estar orientado al puesto, dar solo la información relevante a ese trabajo al que optamos mostrará al que lo lea que estamos interesados en ese puesto y tenemos las cualidades necesarias.

Describir las funciones de cada trabajo que realizamos, así como las innovaciones o logros que conseguimos.

Una carta de presentación que oriente nuestro currículum al empleo.

La estructura puede ser la siguiente:

DATOS PERSONALES

Nombre y Apellidos
Dirección, Calle, Portal, Número, Ciudad, Código Postal
Teléfono (el personal y otro)
Correo electrónico (no utilizar la cuenta que abrimos con 15 años)

FORMACIÓN ACADÉMICA

Pon solo los de mayor importancia y de mayor a menor rango (primeros postgrados y luego carrera)

Titulo
Centro
Ciudad
Fechas

Tras indicar la formación:

Etiqueta profesional: (Utilizar solo una palabra clave para definirnos)

EXPERIENCIA PROFESIONAL

Empresa, Fechas, Sector
Puesto
Funciones (orienta las funciones al empleo al que quieres optar)

Es importante incluir en las funciones habilidades que tenemos y desarrollamos tales como el liderazgo a la hora de trabajar en grupo, implicación más allá de lo establecido, adaptación a los cambios y problemas.

FORMACIÓN EXTRA

Aquí los cursos que nos den más prestigio formativo ante el empleo.

IDIOMAS

Indicar el idioma y el grado en que se domina tanto hablado como escrito y leído.

OTROS DATOS DE INTERÉS

Aquí puedes incluir: Movilidad geográfica, carnet de conducir, vehículo propio…

PALABRAS CLAVE

Actualmente muchas grandes empresas utilizan máquinas que hacen una primera selección de los currículums antes de que alguien de recursos humanos lo lea.

Algunas de las palabras clave para pasar esta primera criba son:

Gerencia, dirección.
Campañas de marketing, eventos.
Base de datos, clientes, actualización de productos, mejoras.
Director de proyecto.
Distribución, control, niveles de stock, costos, análisis.

Ejemplos dentro de los siguientes apartados:

Títulos: Máster en gestión empresarial, Licenciatura en Economía…

Certificaciones de la industria: CCNA, Contador público, Analista financiero matriculado, Profesor en Centro médico…

Puestos de trabajo : Administrador de sistemas, Ejecutivo de cuentas de ventas, Recepcionista, Gerente de desarrollo empresarial…

Funciones laborales: Gestión de sección administrativa, Contabilidad, Nómina, Recaudación de fondos…

Aplicaciones informáticas: Suite MS Office, Word, Excel, Acces…

Términos y programas específicos de la industria : Six Sigma, ISO, HIPAA…

Habilidades técnicas (por ejemplo, “Edición gráfica”, “Seguridad de sistemas”, “Manipulación de material peligroso”)

Habilidades interpersonales (por ejemplo “Fomento de espíritu de equipo”, “Resolución de problemas” “Servicio al cliente” “Gerencia de proyectos”)

Después de algunos consejos sobre como podemos hacer más atractivo nuestro currículum, vamos a analizar qué es lo que no debemos hacer.

No debemos..

Escribir demasiado texto.
Utilizar fotos viejas, borrosas o en situaciones poco serias.

Escribir demasiadas funciones en un puesto.

Exceso de cursiva, negrita y diferentes tipos de letras y tamaños.

Líneas de separación innecesarios.

Hacer un currículum genérico.

Un currículum sin personalidad para el trabajo que optamos.

Faltas de ortografía.

Copiar parte del texto de la oferta de la empresa.

No incluir las fechas de los antiguos empleos.

Los comentarios no estn activados