22 noviembre, 2013
Escrito por Ana Bort

Aunque la crisis y la falta de trabajo está haciendo que muchos no puedan cumplir su sueño de tener una boda pomposa y a la medida de su amor, también es cierto que quien quiere puede investigar un poco y conseguir tener una celebración a la medida de sus sueños sin un grandísimo presupuesto.

¿Cómo? Muy sencillo. Lo primero, hay que intentar darle la vuelta a algunos de los conceptos que están instaurados en nuestras cabezas de forma tradicional de cómo debe ser y cómo no debe ser una boda. Lo segundo, imaginar cómo renunciar a gastos tontos sin que el resultado final se resienta. Lo tercero, buscar apoyo en lo local.

Una serie de consejos básicos;

– Si se quiere reducir el presupuesto entre un 30% y un 40%, se puede ‘sacar’ la boda de la temporada alta y celebrarla entre octubre y abril, en vez de entre abril y octubre. Según el lugar en el que se celebre, eso no provocará que sea una boda invernal y además, eso también puede tener su encanto.

Huir de salones de bodas y hoteles de alto copete reducirá también la factura del banquete, ya que en este tipo de sitios suelen imponer menús a partir de 80/100 euros y un tipo de menús y extras que no siempre coinciden con los gustos de los novios pero que hay que pagar sí o sí.

Celebrar la boda en una casa rural, en un paraje natural, en un museo, en un pequeño teatro o sala de fiestas en una localidad pequeña (no en una gran ciudad), en una casa de la cultura… Hay muchos lugares que pueden acoger la ceremonia o el banquete y que pueden salir mejor de precio por ser en entornos más baratos, ya que su alquiler por varias horas no es tan caro como otros y puede convertir la celebración en algo muy original.

Contratar el catering, el servicio de flores, los regalos para los invitados, la decoración del lugar o los tarjetones a empresas locales puede suponer un recorte de gasto. Ahora mismo hay muchos emprendedores que han puesto en marcha sus negocios, sobre todo a través de Internet y que son los primeros en innovar en sus productos, por lo que además de apoyar a que pequeños empresarios salgan adelante, apostamos por productos originales, diferentes, de mejor precio y únicos.

– No es que las fotos y el vídeo de la boda lo tenga que hacer la prima que conoces que hace fotos, pero por Internet hay muchísimos fotógrafos de gran calidad que ofertan un book interesante, que quizás se dedican a otro tipo de fotografía de forma profesional y hacen reportajes de boda como extra y que cobran menos que los que solo se dedican a eso. Van a ponerle el mismo mimo que aquellos que se dedican 24 horas al negocio y el resultado será muy bueno.

– Uno de los protagonistas de la boda suele ser el vestido de la novia. Salir de los circuitos de tiendas exclusivas de novia es uno de los mejores consejos, porque suelen ser vestidos muy caro. Comprar un vestido de la temporada anterior puede abaratar mucho los precios, así como acudir a otro tipo de talleres y tiendas, ferias vintage o boutiques más pequeñas de firmas desconocidas también es una buena opción. Encontrarlas es fácil en la red y ofrecen millones de opciones al gusto de cada novia.

– Si los novios y su familia tienen mano con las manualidades (solo si es así) pueden recurrir a una boda handmade. En Internet hay muchísimos tutoriales de inspiración sobre cómo decorar uno mismo para una boda, cómo elegir las flores o cómo hacer centros de mesa, pequeños regalos o invitaciones. Es una opción arriesgada (y un poco cansada) porque solo debe hacerse si el resultado va a ser bueno, pero quienes sepan que se les da bien el DIY pueden intentar abaratar costes asumiendo parte de estos encargos.

2 Comentarios para “Cómo hacer una boda lowcost: Consejos prácticos para celebrar una boda barata”

  1. Los consejos están muy bien, pero a veces algunas cosas por baratas salen caras. Organizar la boda en una masía con tu propio catering, y buscar vestidos fuera de las tiendas típicas es lo mejor. Sobre el fotógrafo sin embargo yo veo arriesgado contratar por ejemplo a un fotógrafo experto en deportes para hacer una boda -falta de sensibilidad- , o de producto -no conoce los timings o el stress de una boda- o de eventos -la estética será muy sosa-, etc…

  2. Estoy completamente deacuerdo con Joaquin Corbalán, algunos consejos pueden aplicar muy bien para bodas originales, pero generalmente lo barato sale caro, unos conocidos míos, hicieron sus preparativos de boda en los Resorts de Palace Resorts Weddings (http://weddings.palaceresorts.com/?lang=es) y todos los asistentes coincidimos en que aunque se presupuesta un gasto un poco mas alto, es la mejor experiencia y el mejor recuerdo para una boda de ensueño, sin necesidad de desgastarse en como organizar una boda, eventualmente se ahorra dinero dejando todo en manos de expertos.