26 enero, 2015

En España se trabajan alrededor de 232 horas más al año que la media europea y a pesar de este hecho, los trabajadores presentan un menor rendimiento por hora de trabajo. Además, diferentes expertos en el área de Recursos Humanos afirman que alrededor de un 55% de la jornada laboral de un trabajador es improductiva, algo que sin duda puede acabar afectando a largo plazo y de forma negativa al rendimiento de la empresa.

Por otro lado, España también encabezaría la lista de países con mayor absentismo laboral, según un informe elaborado por Adecco. Según este informe, son 10,7 los días perdidos por trabajador y año, frente a los 10,9  de Suiza. Un dato que sin duda contrasta con las cifras de  Australia (6,6) y EE.UU (4,8).

¿Cuáles son los motivos de la baja eficiencia de los trabajadores en las empresas españolas?

Son diversos los motivos que pueden influir en la productividad de un trabajador español en su puesto de trabajo. En general, uno de los problemas más comunes en la cultura laboral de nuestro país, son las numerosas distracciones a las que un trabajador puede estar sometido a lo largo de su jornada laboral. Conversaciones con los compañeros, el descanso para fumar un cigarrillo, tomar un café, hablar por teléfono, leer la prensa o navegar por Internet y utilizar las redes sociales, son las causas principales que se traducen en una importante pérdida de tiempo.

Por otro lado, las excesivas jornadas laborales o la escasa flexibilidad en el horario de trabajo, también puede afectar negativamente a los trabajadores a la hora de desempeñar de forma eficiente sus labores.

¿Cómo mejorar el rendimiento laboral de los trabajadores en la empresa?

Teniendo en cuenta estos datos resulta evidente la necesidad de ejercer un mayor control sobre los trabajadores de nuestra empresa y establecer una correcta política de motivación de personal.

Con la creciente informatización de la sociedad y el avance en nuevas tecnologías, existen una serie de aplicaciones que son consideradas útiles para tener un control y accesos de personal e invitados. Éstas permitirían tener constancia, por ejemplo, de la entrada y salida de personal en el puesto de trabajo, así como para gestionar turnos y calendarios.

Por ejemplo, incorporar un detector de huella digital (podéis visitar la web de Cucorent para tener más información) en la empresa sería uno de los instrumentos de control que permitiría obtener una mayor información sobre la asistencia y los horarios de los trabajadores. Estas y otras herramientas de control de presencia y acceso se han convertido en algo crucial para muchas empresas de todo el mundo, pues ofrecen información sobre la gestión horaria del personal: desplazamientos, ratios de absentismo, actividades no productivas… Algo que, en conclusión, puede llegar a fomentar el rendimiento y la productividad de los trabajadores.

En cuanto al absentismo en la empresa, resulta indispensable contar con una buena política de recursos humanos para motivar al personal (pues la desmotivación es una de las principales razones de esta elevada tasa) y localizar a aquellos empleados que cogen bajas de forma injustificada, algo que puede mal influenciar a sus compañeros.

 

 

 

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta