12 noviembre, 2013
Escrito por Amparo Moreno

En noviembre, pocos días faltan para que llegue la tan esperada Navidad. No obstante, con ella llegan los gastos, pero sorprender a los demás con regalos que no excedan del presupuesto establecido por cada uno, no tiene por qué ser una tarea complicada.

green-christmas-tree

El primer consejo para reducir el gasto en Navidad, y el más importante, es decidir de antemano qué cantidad exacta de dinero queremos gastar. En segundo lugar, se debe elaborar una lista con el presupuesto definido, según lo que se disponga tanto en efectivo como en la tarjeta de crédito.

En esta misma línea, si se recibiera un ingreso extra navideño, conviene destinar esta cantidad, por una parte al gasto de las fiestas navideñas, y por otra, se debe procurar ahorrar, así se conseguirá un beneficio económico a posteriori.

Por otra parte, no conviene dejar las compras para el último día, ya que los precios van subiendo conforme se acercan las fechas más importantes.  No obstante, cabe tener en cuenta que la facilidad o rapidez de acceso a los productos nos pueden jugar una mala pasada, esto es, se deben evitar los centros comerciales, pues en esta época preparan sus mejores estrategias y no será difícil caer en sus llamativas ofertas. Por tanto, comprar por Internet o en pequeños comercios es una buena solución para no caer en tentaciones comerciales.

F201212250935172806141352

Así pues, otro consejo es invertir en algo de valor sentimental y, por tanto, adquirir productos más económicos pero que supongan algo especial para la persona a la que se le va a regalar. Por el contrario, en muchas ocasiones comprar artículos de grandes marcas puede resultar, en suma, demasiado caro.

Del mismo modo, antes que acudir a las calles comerciales, se deben tener en cuenta las ventajas, la originalidad y el ahorro que supone hacer tú mismo los regalos. A través de libros se pueden tomar ideas, o en Internet, donde existe una amplia red de tutoriales, blogs y páginas web donde aprender de manera sencilla a elaborar prendas de vestir como bufandas, artículos para el hogar o postres navideños. ¡Es una gran manera de sorprender en las fiestas de este año!

No todos los regalos tienen por qué ser materiales, podemos regalar a nuestros familiares y seres queridos experiencias, como por ejemplo algún viaje, paseo o entrada al teatro, con los que seguro que acertaremos.

Otra alternativa original es organizar un amigo invisible con la condición de que el regalo deba ser un intercambio de regalos, es decir, algún objeto del que ya dispongas. Esta alternativa puede resultar muy divertida y práctica, a todos los niveles.

Regalos La Navidad árbol.

Por último, es importante no dejarnos llevar por las campañas navideñas, la publicidad, la moda o el consumismo, sino comprar aquello que verdaderamente necesitamos. Por supuesto, es recomendable y podemos esperar a las rebajas de enero.

Los comentarios no estn activados