3 noviembre, 2013

Está claro que una imagen vale más que mil palabras. Por ese motivo ir bien vestido a una entrevista de trabajo resulta fundamental para que el entrevistador tenga una buena percepción de vosotros. Mucho se ha hablado sobre cuál es el mejor modo de ir vestido a un acto de este tipo pero lo cierto es que no existe un manual. Y es que ir bien o de manera correcta no significa necesariamente vestir con traje pantalón. La clave pasa por mostrarse tal y como uno es, mostrando siempre la faceta más responsable y profesional.

De este modo las recomendaciones pasan por decantarse siempre por camisas en lugar de por camisetas, llegando a llevar corbata si la situación lo requiere. En la misma línea, en el caso de que decidáis llevar traje comprobad que no os queda demasiado holgado ni estrecho.

Otra de las reglas de oro pasa por no llevar jamás ni pantalones de pescador ni piratas así como calentadores en las piernas. En cuanto al calzado, la mejor opción será que os decantéis por un zapato formal, nada de sandalias o chanclas.

entrevista-de-trabajo-1

En cuanto a los colores, la mejor opción será que escojáis colores neutros como el azul marino o el gris. En contra de lo que se pueda pensar, el negro no siempre tiene por qué ser vuestro mejor aliado. De hecho si finalmente os decantáis por esta tonalidad lo mejor será que lo combinéis con colores más suaves sobre todo cerca de la cara.

Si sois mujeres, en caso de que os decantéis por llevar falda a la entrevista lo mejor es que os pongáis medias por mucho calor que haga. Y es que siempre podréis decantaros por unas transparentes o del color de vuestra piel.

La elección de los complementos también resulta vital de cara a este tipo de entrevistas. Desde la selección de bolsos discretos a la filosofía que aboga por el menos es más en cuanto a la elección de complementos, de tal modo que lo mejor es que no uséis más de dos anillos en cada mano y un pendiente por oreja.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta