11 diciembre, 2013
Escrito por José Ferrando

El próximo 22 de diciembre tendrá lugar el sorteo de la Lotería de Navidad, famoso por sus numerosos y cuantiosos premios, que son los más grandes de la lotería nacional.

La compra de lotería navideña se incrementa como la pólvora a medida que se acerca la fecha, y con la extensión del uso de las nuevas tecnologías, la compra de billetes y décimos por internet se ha disparado.

Sin embargo, ¿es seguro comprar lotería por internet? Las principales asociaciones de consumidores del estado español dicen que sí, pero que hay que tener en cuenta una serie de precauciones y recomendaciones para que no nos suceda nada extraño.

Gustavo Samayo, presidente de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes, declara que “muchas personas quieren conseguir números de las administraciones que fueron premiadas el año anterior, pero como muchas de ellas están en otras ciudades optan por conseguir esos números por Internet”.

Desde su asociación se recomenda que los sitios web en los que se realizan las compras sean seguros, que se diferencian de las webs ‘no seguras’ porque la dirección de la web empieza por ‘htpps://’ en vez de por ‘http://’.

La organización recomienda que no compremos en páginas que nos resulten dudosas, que no tecleemos contraseñas con el teclado sino que utilicemos teclados virtuales, que nuestro antivirus esté actualizado, y, por último, que evitemos realizar este tipo de compras desde ordenadores públicos. Además, se recomienda guardar todos los e-mails de confirmación y hacer capturas de pantalla de la compra.

Por lo que respecta a los pagos, la recomendación es que se utilice una única tarjeta para todas las compras en internet, y que idealmente esta será una “tarjeta bancaria de recargo virtual“, a la que solo le pondremos el dinero necesario para realizar la compra concreta que queramos.

Samayo, sin embargo, concluye que lo más seguro es comprar los décimos físicamente en una administración de lotería.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta