14 febrero, 2014

Como si de una película de Ridley Scott se tratará científicos de la Universidad de Harvard han creado un equipo de construcción de robótica autónoma, una idea para la cual se han inspirado en la capacidad de inteligencia colectiva que poseen las termitas. De este modo, el sistema TERMES de Harvard se encarga de demostrar que los sistemas colectivos de los robots son capaces de construir estructuras complejas realizadas incluso en 3D sin el requerimiento de una estructura de mando central o los roles prescritos.

Así pues, los llamados robots TERMES son capaces de construir torres, castillos y pirámides de ladrillos de espuma. Pero su capacidad de trabajo no acaba ahí ya que a su vez son capaces de erigir escaleras que les permitirían alcanzar los niveles más altos y la adición de ladrillos donde se requiera. No obstante, todo apunta a que su evolución en el futuro iría más allá ya que según aseguran los propios investigadores estos robots serían capaces “de colocar sacos de arena antes de una inundación o incluso llevar a cabo tareas simples para la construcción en ambientes como Marte”, ahí es nada.

i-robot

“La inspiración clave que tomamos de las termitas es la idea de que puedes hacer algo realmente complicado, como grupo, sin un supervisor, y, en segundo lugar, que lo puede hacer sin que todos discutiendo explícitamente lo que está pasando, pero sólo mediante la modificación del medio ambiente” dijo la investigadora principal Radhika Nagpal.

Un invento que, sin duda, da que pensar y cuestiona una vez más hasta qué punto la tecnología puede sustituir la mano de obra tradicional, algo que aunque parezca una utopía puesto que parece que nunca acaba de llegar lo cierto es que no es así. Solo hay que ver que existen muchos puestos de trabajo que ahora han sido sustituidos por máquinas que realizan esta función.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta