25 marzo, 2014
Escrito por José Ferrando

Recomendar1,"og_object"

El esquema de funcionamiento del Crowfunding, o financiación colectiva, es bastante sencillo: tenemos una idea, la exponemos, y algunos particulares interesados nos proporcionan la inversión necesaria mediante sus aportaciones a cambio de una devolución del importe o algún tipo de participación en el proyecto.

La reciente popularidad de este sistema permite evitar la financiación mediante préstamo bancario, lo que es una gran ventaja para los emprendedores que no quieren arriesgarse demasiado. Sin embargo este procedimiento afecta negativamente a los bancos, que reciben menos peticiones de préstamo debido a este nuevo método de financiación.

Probablemente esta sea la causa de que el Gobierno de Mariano Rajoy se haya lanzado a regular el funcionamiento de las plataformas Crowfunding estableciendo los límites de inversión que cada persona, física o jurídica, puede realizar, así como el importe total que cada proyecto puede recibir al año.

esquema de funcionamiento del crowfunding

El anteproyecto de Ley que regulará el sistema de Crowfunding establece de momento que cada persona solo podrá invertir hasta un máximo de 3.000 euros por proyecto, y que cada uno de estos planes empresariales solo pueda recibir un máximo de 6.000 euros por año.

Este sistema ha sido acusado de una extrema rigidez, que limita este método alternativo de financiación empresarial. Inversores y personas con proyectos ya en marcha en plataformas de crowfunding, aseguran que esta regulación eliminará todas las ventajas de este sistema, y que muchos deberán recurrir a basar sus empresas en el extranjero para poder acceder así a procedimientos de crowfunding mucho menos limitados.

Las diversas plataformas de financiacón colectiva que operan en el Estado español se han reunido ya para realizar una contrapropuesta al Gobierno que amplie las limitaciones presentes en el anteproyecto de ley del crowfunding. El bufete de abogados Roca Junyent ya está trabajando en una medida al respecto.

Los datos sobre actividad empresarial en los países de la OCDE revelan que tan solo un 6,2% de la inversión en las principales economías mundiales va destinada a pequeñas y medianas empresas, que son las que han acudido de forma masiva a los procedimientos de financiación colectiva.

De hecho, la CEAJE (Confederación Española de Jóvenes Empresarios), ha señalado que el crowfunding es “una práctica incipiente, en un momento emergente y que no cuenta con limitaciones de estas características en otros países donde ya está más consolidada”. Desde la CEAJE, además, consideran “paradójico” que el Gobierno intente promocionar la financiación no bancaria y ahora le ponga “cortapisas” a este método de financiación.

La Comisión Europea ya se ha interesado en este sistema para crear un mercado único de crowfunding a nivel europeo, ya que en 2013 esta industria movió más de 3.000 millones de euros en todo el mundo. La industria ha crecido un 1.000% el último lustro y se espera que crezca un 92% a lo largo de 2014.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta