5 marzo, 2014
Escrito por José Ferrando

El próximo 19 de marzo llega oficialmente la primavera, y como ya hemos podido notar, los días se alargan cada vez más: se hace de día más pronto y anochece más tarde.

Para adaptarnos a estos cambios del ciclo solar en España, igual que en el resto de la Unión Europea, adelantamos y atrasamos los relojes dos veces por año para asegurarnos de que las horas de mayor actividad de la jornada coincidan con los picos de actividad solar, consiguiendo así ahorrar energía eléctrica.

El próximo cambio de hora se producirá en la madrugada del sábado 29 de marzo al 30 de marzo, cuando deberemos adelantar los relojes una hora, de manera que a las 2:00 de la mañana serán las 3:00.

la noche del 29 al 30 de marzo deberemos adelantar los relojes una hora

Este cambio de hora está regulado en España y en la Unión Europea por la Directiva 2000/84, según la cual en todos los países de la unión los relojes se adelantarán una hora en el último domingo de marzo y se atrasarán una hora en el último domingo de octubre.

En España, este cambio de hora se produce desde 1974, aunque en el resto de Europa se hace desde la Primera Guerra Mundial.

Respecto a la eficiencia energética y la hora en España, últimamente se ha establecido un debate según el cual el Estado debería adaptarse a la hora solar real, ya que en la península y Baleares estamos una hora más adelantados de lo que nos tocaría por nuestra posición geográfica.

De hecho el Meridiano de Greenwich, que marca la hora cero mundial, pasa por Aragón y la Comunidad Valenciana, por lo que deberíamos tener el mismo horario que en las Islas Canarias, Portugal, Reino Unido e Irlanda.

Sin embargo, en tiempos de Franco, la hora se cambió para coincidir con la hora del Reich alemán, y posteriormente no se volvió a la hora anterior. Por ello los españoles tenemos estos singulares horarios de comida y trabajo respecto al resto de Euro`pa, ya que aunque la hora del reloj se cambió, la gente siguió comiendo y yendo a trabajar a la misma hora solar.

En cualquier caso recomendamos adelantar los relojes el día 29 de marzo antes de ir a dormir, para tener menos sensación de haber perdido una hora durante la jornada del domingo y evitar llegar tarde a todos los sitios.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta