26 octubre, 2013
Escrito por Mireya Lázaro

El mes de octubre toca ya a su fin y con el se vuelve a despedir de nosotros el horario de verano. Y es que, aunque la temperatura todavía no haya dejado entrever que se acerca el invierno.

El cambio al horario invernal tendrá lugar durante la madrugada de hoy a mañana domingo 27. Como sucede cada año desde que en 1974 se estableciera este cambio, las manecillas de los relojes se atrasarán de las tres de la madrugada a las dos otra vez.

Una hora que para muchos significa más tiempo de sueño dicha noche o más tiempo para disfrutar de la fiesta nocturna. Sin embargo, el cambio va mucho más lejos, puesto que de esta forma nuestro cuerpo se acomoda mejor a las horas de luz solar y así evitar un ingente gasto energético.

Además, varios estudios han puesto de relieve la incidencia positiva que produce este horario tanto en el transporte, la comunicación, los hábitos de vida, etc.

Debido a que el cambio se produce de madrugada, aquellos más 'tempraneros' a la hora de irse a dormir pueden dejar los relojes programados para que el atraso se efectúe solo y no les afecte al horario del día siguiente. Si por el contrario estás despierto, lo único que debes hacer es dar marcha atrás a la manecillas de tu reloj y disfrutar del único día que tiene 25 horas.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados