13 febrero, 2014
Escrito por Ana Bort

La pregunta que ahora mismo hay en el aire es cuánto se va a pagar de luz a partir de ahora. Todo surge por la decisión del Gobierno de dejar de celebrar las ya famosas subastas para fijar el precio, ahora se establecerá en función de la cotización de la luz en el mercado mayorista.

Estos cambios afectarán a aquellos clientes que tengan contratada la tarifa regulada, la tarifa de precio voluntario para el pequeño consumidor, los antiguos TUR. Tienen esta tarifa contratada la mayor parte de clientes, aproximadamente 16 millones en todo el país.

Hasta ahora la tarifa de la luz de dividía en dos partes, por una los peajes de acceso y los impuestos, que estaban fijados por el Gobierno y por otra, el componente energético, establecido con las subastas trimestrales.

Desde ahora esa primera parte fijada por el Gobierno seguirá más o menos igual, pero habrá subidas si hay sobrecostes y la otra parte, la energética, se fijará según la cotización en el mercado mayorista.

Además, la parte fija del Gobierno subirá su precio, por lo que quien notará y mucho los cambios en la factura será quien consuma mucha luz, ya que aunque verá que sube la parte fija, se ‘beneficiará’ del nuevo sistema sin subasta.

En cambio, quien consuma poco, solo verá diferencia de subida en los costes fijados por el Gobierno.

El usuario podrá ver en su factura cuánto ha consumido en cada momento y a qué precio se pagaba la electricidad a esa hora. Es posible que las eléctricas ofrezcan a partir de ahora tarifas planas de luz para prevenir la volatibilidad de los precios del mercado.

Esto es porque aunque el Gobierno apunta que se pagará un 3% menos de luz con este sistema, los precios estarán atados a la susceptibilidad del mercado.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta