1 enero, 2014
Escrito por Maria Molina

Debido a la crisis económica son muchos los españoles que han decidido emigrar a otros países para buscar una oportunidad profesional que en su país no encontraban.

Después de pasar una temporada trabajando en el extranjero, algunos ciudadanos deciden coger las maletas y volver a su ciudad de origen. Al llegar a España, la mayoría de ellos se pregunta cómo cobrar el paro correspondiente a la etapa trabajada en otro país.

En primer lugar, es necesario estar informado sobre cuáles son los derechos y obligaciones que posees después de haber vivido y trabajado en el extranjero. El investigador del Instituto para las Relaciones Laborales y el Empleo (IRLE) de la Fundación Sagardoy, Daniel Pérez del Prado, recuerda que la prestación por desempleo varía en función del país en el que se haya estado empleado.

Así, en los países de la Unión Europea, se aplica la normativa local y para poder reclamar dicha prestación es necesario acreditar todas las cotizaciones y rellenar el formulario U1. En caso de no cumplir con los plazos mínimos para cobrar el paro, la seguridad social española suma los años trabajados en España.

Si el ciudadano ha emigrado a países que no forman parte de la Unión Europea, conseguir la ayuda por desempleo no es tan sencillo ya que España solo tiene convenios colaterales con Chile y Australia.

Puede que la situación sea inversa, y que el ciudadano español quiera cobrar en el extranjero el paro correspondiente a los años trabajados en su país. En este caso, la primera acción a realizar es comunicar a la oficina de empleo que va a viajar a otro país.

La Oficina de empleo le preguntará por qué motivo se marcha a otro lugar y, si se trata de un viaje de placer, empezará a gestionar el traslado de la prestación.

Si el motivo del viaje es la búsqueda de empleo, y si el destino es un país de la Unión Europea (más Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein), se puede mantener el cobro de la prestación. El permiso aprueba la continuación del recibo de paro durante un periodo máximo de tres meses, prorrogables a seis.

Para poder conseguir cobrar la remuneración por desempleo en el extranjero es necesario cumplir determinados requisitos como ser beneficiario de una prestación o subsidio por desempleo en España y haber estado al menos cuatro semanas inscrito como demandante de trabajo en España.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta