10 marzo, 2014
Escrito por Jaume Navarro

La resolución del juzgado de lo social número ocho de Barcelona ha fallado en favor de los dos exdirectivos de Caixa Catalunya, el expresidente Adolf Todó y el exconsejero delegado Jaume Masana, ahora fichado por CaixaBank.

El juez ha dictaminado ambos despidos como improcedentes por lo que condena a “Catalunya Banc a readmitir a estos o a abonarles una indemnización para cada uno de ellos de 600.000 euros”.

576_1384524784_DSC2886

El Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) despidió a ambos dirigentes del banco, después de nacionalizar las pérdidas de la entidad, en la que llevaban cinco años de gestión.

El FROB tachó el comportamiento de ambos exdirigentes de “oposición interna”, generando un clima de “enfrentamiento reiterado a las decisiones, criterios y estrategias adoptadas por el banco”, del que era máximo accionista el FROB.

adolf_todo_presidira_catalunyacaixa

Por lo tanto, el organismo valoró los despidos de procedentes por la mala gestión. Sin embargo el juez ha desestimado tales acusaciones por no poder probar que incurrieran en incumplimientos o dejación de sus funciones.

Catalunya Banc fue nacionalizada y recibió 12.000 millones de euros de ayudas públicas, lo que suponía el mayor rescate en relación a su activo.

Por su parte el Gobierno ya se ha pronunciado, ha sido el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien ha afirmado que impondrán un recurso a la sentencia del juez.

Guindos ha manifestado que “El FROB y la entidad lógicamente acatan todas las sentencias, pero se va a apelar a la instancia superior porque se considera que el planteamiento que habían hecho la entidad y el FROB era el correcto”.

Las declaraciones del ministro las ha realizado a su llegada a la reunión con el resto de titulares de Economía del Eurogrupo donde ha sentenciado: “Esperemos que el planteamiento del FROB y de la propia Catalunya Caixa sean recogidos en instancias superiores”.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta