15 octubre, 2013

El Banco Central Europeo (BCE) empezará a supervisar los movimientos de la banca europea a principios de noviembre de 2014, después de que los ministros de Economía hayan dado este martes su aprobación final a la legislación que le convierte en supervisor único de la zona euro. En concreto, desde el BCE se supervisarán aquellos bancos cuyos activos superen los 30.000 millones de euros o el 20% del PIB del país.

De este modo el objetivo del BCE no es otro que acabar con la fragmentación del mercado de crédito en la eurozona y romper el círculo que existe entre la deuda bancaria y la deuda soberana. Además, era la condición previa para que el fondo de rescate pudiera recapitalizar a los bancos de manera directa.

bcebuena

Para el presidente de la Comisión Europea esta medida es una buena noticia y ha llegado a ofrecer su ayuda al BCE a la hora de asumir nuevas tareas. “Ahora es urgente poner en marcha la segunda pata de la unión bancaria con un acuerdo sobre le mecanismo y el fondo único de resolución”.

“Estas nuevas reglas ayudarán a edificar un sector financiero estable, a restaurar condiciones de crédito justas en toda la UE y garantizar que sean los bancos, y no los contribuyentes, los que paguen por sus errores”, prosiguió Barroso.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados