21 agosto, 2013
Escrito por Angela De la Vega

El porcentaje de renta destinada al gasto en vivienda ha descendido un total de siete puntos porcentuales respecto del año 2006, lo que sitúa al mercado inmobiliario a niveles de 1998, cuando todavía existía la peseta.

En términos del PIB, el gasto que los españoles emplean en los nuevos hogares es de un 2% tan solo, a diferencia del 9% que figura en los datos del año de referencia. 070-462

En números absolutos esto implica que hemos pasado de gastar 25.385 millones de euros en el ejercicio anterior a emplear solo 23.787 millones mientras que en el año base y albores de la crisis, 2006, se llegaron a gastar casi 85.000 millones de euros. Constituye así, el dato de este año, el mínimo de la serie estadística que tiene comienzo en 1997.

Las viviendas sobrevaloradas y demás inmuebles cuyo precio estaba por encima de su valor real durante la época de la burbuja inmobiliaria, permitían que las arcas públicas recibieran grandes ingresos procedentes de la imposición fiscal sobre este tipo de bienes por lo que era posible mantener una presión impositiva a niveles muy bajos. 070-463

Tanto es así que en 2007 la recaudación por impuestos sobre el consumo casi llegó a los 56.000 millones de euros. A consecuencia de esto, el Ejecutivo no veía razones para atajar las posibles consecuencias que la explosión de la burbuja pudiera constituir.

En 2009, sin embargo, las cifras de recaudación por IVA, que descendieron hasta los 33.567 millones, evidenciaron una contracción del consumo y de la renta destinada a la obtención de casas para vivir.

La crisis, junto con sucesivas alzas en un impuesto que penaliza el consumo, han contraído más la demanda agregada empeorando las perspectivas económicas de España a pesar de haber elevado el nivel de recaudación en comparación con los datos de 2009.

Los datos recogidos por el órgano recaudador muestra solo la porción de ingresos empleados en la adquisición de bienes y servicios que están bajo el Impuesto sobre el Valor Añadido. Por ello, las cifras no se aplican en los casos de compra de vivienda de segunda mano.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta