18 marzo, 2014
Escrito por José Ferrando

Sigue el enfrentamiento entre el Gobierno de Canarias y el de España respecto a las prospecciones que la petrolera Repsol pretende realizar a 60 kilómetros de las costas de Fuerteventura.

Las prospecciones en el yacimiento, situado entre la isla y el Cabo Juby (Marruecos), se rechazan de llano por parte de la autonomía, reticente a cualquier actuación que pueda afectar a su ecosistema y, en consecuencia, al turismo, que en la actualidad supone el 30% de la economía de las islas.

Tanto el Estado español como el marroquí han llegado a un acuerdo para que Repsol realice las primeras prospecciones y así explotar el yacimiento conjuntamente.

Marruecos podría convertirse así en una potencia energética más estable que sus vecinos norte-africanos, mientras que España reduciría su dependencia energética exterior con una bolsa de petróleo que se estima podría dar para 70 millones de barriles de crudo.

Con la excepción del Partido Popular, todos los partidos canarios se han unido en contra de las prospecciones en la zona. A esta gran entente se han sumado además entidades sociales, medioambientales y turísticas que representan a casi la totalidad de los isleños.

Paulino Rivero, miembro de Coalición Canaria y presidente autonómico de las Islas Canarias, incluía en su programa electoral un respaldo a las prospecciones petrolíferas al este de Fuerteventura, aunque ha virado en sus opiniones y hasta ha respaldado la creación de una Oficina de Acción Global contra las Prospecciones en Lanzarote y Fuerteventura.

Al parecer, la principal queja desde los cabildos de las islas orientales viene porque las prospecciones de Repsol se situarían apenas a 9,6 kilómetros de las costas majoreras, pese a las continuas afirmaciones de que estas estarían a 60 kilómetros y no supondrían riesgos de terremotos.

Según el Gobierno central, Canarias, que en la actualidad tiene un 35% de paro, podría aprovechar estas prospecciones para impulsar su economía y crecer combinando turismo y petróleo, en vez de oponer uno al otro como si fuesen incompatibles.

Un comentario para “El hallazgo de petróleo en Canarias enfrenta a la autonomía con el Gobierno central”

  1. Canarias no quiere petroleo, Lanzarote y Fuerteventura NO QUIEREN PETROLEO.

    España, ese trozo de tierra que está a 2000 km de Canarias, es el único que quiere petroleo.

    Canarias NO es España

Escribe una respuesta