7 febrero, 2014

Aunque no lleva ni un año como Santo Pontífice, lo cierto es que no son pocas las sorpresas que el Papa Francisco ha proporcionado a la opinión pública, desde que en su juventud fue portero de discoteca a que poseía una auténtica Harley Davinson, una moto que ahora se subasta por la friolera de 210.000 euros.

Esta cifra ha sido la recogida durante una subasta en la que los fondos irán a parar a Cáritas. La bautizada por muchos ya como la “papamoto” obtiene, de este modo, una cifra récord para una moto con una antigüedad de menos de un año. Esta moto fue un regalo Willie G. Davidson, patrón de la casa de Milwaukee el pasado año ya que la firma celebraba su 110 aniversario. No obstante, lo cierto es que el Papa siempre se ha mostrado del lado de los moteros y una muestra de ello fue el acto mediante el cual el pasado 16 de junio el Papa bendijo una de las motos, tras congregarse en el mismísimo Vaticano miles de moteros.

papa-francisco-recibe-harleys-619x348

Pero este no ha sido el único objeto peculiar subastado. Durante el acto benéfico también se subastó una cazadora de cuero con la firma del Pontífice cuya puja llegó a los 50.000 euros. En esta ocasión este montante parece que se destinará a un comedor social de Caritas en Roma.

Estas subastas están enmarcadas dentro la Retromobile Week que se celebra en París desde el pasado miércoles y hasta el próximo domingo, un lugar en el que se pueden ver las joyas clásicas de la automoción de insignias de la talla de Ferrari, Rolls-Royce o Bugatti. Un lugar en el que además de las míticas piezas del Sumo Pontífice ya subastadas destacan alrededor de unas 300 piezas de leyenda únicas como un Delage D6 de 1947, un Mercedes 500K de 1935, un Bugatti 35B de 1929 y un Ferrari 275GTB/4 de 1968.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta