13 marzo, 2014

Parece que los casos de rostros conocidos que han incurrido en este tipo de prácticas es cada vez mayor y más sangrantes. En esta ocasión, el presidente del Bayern Munich, Uli Hoeness, ha sido condenado a un total de tres años y medio de cárcel, tras ser declarado culpable de evadir la friolera de más de 27 millones de euros en impuestos.

De este modo, Hoeness tendrá que pisar la cárcel aunque lo hará menos tiempo de lo que en un principio se esperaba ya que el propio fiscal del caso, Achim Engel, solicitó en su día una pena de cinco años y medio. No obstante, fue el propio tribunal el que finalmente decidió reducir en dos años el castigo en su veredicto ya que ambas partes quieren apelar la próxima semana al estar descontentas con el resultado del dictamen.

2703548,h=425,pd=1,w=620

Hoeness, al parecer y según sus propias palabras, se mostró muy participativo durante todo el juicio ya que asegura que no solo hizo el gesto de entregarse a las autoridades fiscales sino que, además, él mismo les habló sobre la cuenta que reconoció tener en un banco suizo así como al respecto de los ingresos no declarados que percibió en enero de 2013. Tal fue su locuacidad que el propio presidente del Bayern fue el que explicó al tribunal que había evadido cerca de 18,5 millones de euros en impuestos.

Pero, al parecer, esta colaboración no estuvo del todo marcada por la verdad ya que según una de las inspectoras del caso la cifra iba más allá y ascendía a los 27,2 millones de euros evadidos. Un caso que, por cierto, ha indignado a buena parte del pueblo alemán que ha visto como tenía que pagar buena parte de los impuestos que debían con tal de no ser acusados. Además este caso ha hecho que el gobierno de Merkel se vea presionado para aumentar el control sobre este tipo de casos.

Un comentario para “El presidente del Bayern Munich, condenado a cárcel por evasión fiscal”

  1. Para empezar me ha srdopenrido este dato bastante, ya que no sabeda que grandes equipos como el Madrid debieran tanto dinero. Desde mi punto de vista el presidente del Bayern esta en su derecho de enfadarse ya que ese dinero pertenece a Alemania. Tambie9n es comprensible que tengan cierta envidia a los equipos espaf1oles ya que consiguen los mejores jugadores para estar en la e9lite del deporte mundial a pesar de sus grandes deudas y no se hace nada por intentar cambiarlo. Aunque por otra parte hay equipos como el Athletic Club y el Villarreal que intentan usar la llamada filosofeda de cantera y gracias a eso han conseguido saldar sus deudas aunque sus resultados no hayan sido los mejores. En conclusif3n se le debe dar una oportunidad a los equipos espaf1oles para que consigan saldar su deuda ya que el ffatbol en Espaf1a es el deporte me1s seguido y el que me1s dinero mueve hoy en deda y creo que con tiempo conseguire1n saldar sus deudas.

Escribe una respuesta