16 noviembre, 2013
Escrito por José Ferrando

Parece que el panorama económico de las empresas españolas relacionadas con la animación infantil no pasa por su mejor momento. Tras la nueva emisión de bonos de Zinkia anunciada a principios de octubre, y su posterior entrada en preconcurso de acreedores, Elastic Rights, empresa española distribuidora de series como Oliver y Benji, Caillou o El Patito Feo, entra en concurso de acreedores.

caillou y sus amigos

La empresa fue creada en Madrid en 2002, y aunque su modelo de negocio es diferente del de Zinkia ya que Elastic Rights solo se dedica a la distribución de contenidos, ambas empresas siguen la misma estela de pérdida de ingresos.

Aunque el año pasado, la empresa anunció que tenía intención de modificar la empresa para empezar a producir contenidos propios, el negocio no ha podido remontar.

Elastic Rights tiene oficinas, además de en España, en Italia, Grecia, Francia, Portugal y Turquía. La joya de la corona de la compañía es Caillou, ya que tal y como relata Iñaki Orive, presidente y fundador de la compañía: “Además de la serie de televisión, logramos vender un millón de libros y un millón de vídeos”.

La salida a concurso de acreedores coincide con el preconcurso de Zinkia, aunque a diferencia de esta última compañía, esta actuación de Elastic Rights se esperaba desde hace meses. Según fuentes ánonimas de la propia empresa, el concurso ha sido voluntario y la empresa pretende despedir a casi toda la plantilla, que deberá cobrar las indemnizaciones correspondientes del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

En sus mejores momentos, la empresa ha llegado a facturar 11 millones de euros y empleaba a 30 personas.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta