9 noviembre, 2013
Escrito por Maria Molina

Recomendar10,"og_object"

Si existe una red social orientada al mundo laboral, ésa es LinkedIn. Empleada por cinco millones de usuarios en España, este espacio virtual es el actual filón profesional en el que las empresas buscan a sus futuros empleados.

LinkedIn es una red en la que profesionales muestran su currículum, hacen contactos, intercambian experiencias con otros trabajadores y, sobre todo, acceden a las ofertas de empleo de empresas que buscan a sus proximos asalariados.

Si quieres aprovechar al máximo tus oportunidades en LinkedIn y escalar en tu carrera laboral, toma nota de estos consejos que te ayudarán a maximizar el potencial de tu experiencia:

1. La importancia de una buena imagen
Estás buscando trabajo o quieres ampliar tu lista de contactos, por ello es importante que la foto de perfil que elijas muestre las características que quieres aportar como trabajador. Escoge una fotografía tuya en la que salgas favorecido y se te vea en primer plano o plano medio. Despídete de las fotos en grupo, de espaldas o en la que sólo se vean tus ojos.

2. ¿Qué quiero conseguir?
Tu aspiración al ingresar en LinkedIn es siempre profesional, pero ¿qué buscas concretamente? Es importante que desde un principio encamines tus acciones en la red social hacia el objetivo que te propones: ampliar los contactos laborales, conseguir trabajo, tener un currículum en Internet, etc.
Te recomendamos que si estás buscando empleo, tengas un perfil totalmente visible. Si tu intención es conseguir contactos, disminuye tu transparencia social. Estos parámetros te harán aparecer o no en Google, por ejemplo.

3. Tú eres el producto
Como un anuncio publicitario, tú eres el producto a vender. Por ello, es importante que reflexiones sobre qué quieres contar sobre tí y que lo hagas desde la primera palabra, ya que hay veces que solo leen las primeras líneas de un perfil.

¿Lo importante? Ser breve y conciso al explicar a qué te dedicas, qué sabes hacer o cuál es tu especialidad.

4. Evita tópicos y faltas ortográficas
Como ya hemos dicho, LinkedIn España tiene cinco millones de usuarios, por lo que la competencia es muy amplia. Evita adjetivos como “responsable”, “creativo” o “trabajador”, y dale vueltas a tu perfil, logrando una descripción que te convierta en un candidato único e insustituible. Sobra decir la mala imagen que dan las faltas ortográficas.

5. Ve más allá de las descripciones
Has conseguido una descripción personal inmejorable, pero todo lo que explicas no puedes demostrarlo. Apuesta por adjuntar ejemplos de tu trabajo o por mostrar tus dotes orales, grabando una presentación o explicando algún proyecto que hayas llevado a cabo.

6. Si eres voluntario, explícalo
En LinkedIn no solo cuenta tu experiencia laboral remunerada, puede que hayas dedicado tu tiempo y calidad a una acción voluntaria. Si es el caso, no dudes en explicar tu tarea porque esta experiencia quizá aporte información sobre tí que guste a las empresas.

7. Que un tercero avale tus palabras
Puedes contar que eres una persona dinámica y colaborativa, pero nadie puede demostrarlo. Pide a algún jefe con el que hayas trabajado que describa tus competencias en una frase. Ése puede ser tu mejor eslogan.

8. “Aquí estoy”
No basta con tener un perfil increíble, debes darte a conocer. Sigue a las empresas en las que te gustaría trabajar, participa racionalmente en conversaciones laborales, únete a grupos de debate y publica noticias vinculadas con tu sector. Una persona activa interesa a las empresas.

9. Actualiza tu perfil
No dejes que tu carrera profesional se estanque, demuestra en tu perfil que sigues aprendiendo cosas nuevas a través de cursos, formaciones, seminarios o congresos. Si te atreves, crea un blog y demuestra tus conocimientos.

Los comentarios no estn activados