24 enero, 2014
Escrito por Teresa Gandia

Para la mayoría de los españoles, los bares y restaurantes son la mejor forma de relacionarse y sociabilizarse del mundo, lugares donde se juntan con amigos o familiares para ponerse al día o inventar algún motivo para celebrar cualquier cosa. En España los bares son el primer sector que refleja el crecimiento económico y, últimamente, lo está demostrando.

camareros

Según la encuesta de población activa, publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los bares y restaurantes españoles fueron el sector que más ofertas de trabajo creó durante el pasado 2013. En los más de 330.000 locales de hostelería con los que cuenta nuestro país, se crearon en torno a los 90.900 puestos de empleo, un 6,9% más que el año anterior.

Según esta encuesta, el segundo sector creador de empleo es el financiero y de seguros, creando un total de 30.500 puestos de trabajo, un 6,8% más que en el ejercicio del 2012, cuando las entidades fueron obligadas a hacer frente a las exigencias de Bruselas tras el rescate del sector.

En tercer lugar, el sector que más puestos de empleo genero durante el pasado 2013 es el de actividades del hogar, donde se creó 15,3 millones de empleos (un 2,2% más que en 2012).

Pero no todo es oro lo que reluce, a pesar de los buenos datos del sector hostelero, financiero y doméstico, hay una cara B que demuestra que todavía se destruye más empleo del que se crea.

En el lado opuesto de la balanza encontramos el sector de la construcción, convertido en el más asolado por la crisis. A pesar de que los precios de los pisos han descendido, la gente no se atreve a comprarlos. Además, tampoco se crean nuevas construcciones, por lo que los puestos de empleo caen cada vez más. En el ejercicio de 2013, un total de 50.300 personas perdieron su trabajo en este sector, un 9,8% más que el año anterior.

La industria manufacturera tampoco está en su mejor momento, este año pasado perdió un total de 86,9 millones de trabajadores, un 4,2 menos que en 2012. Y le sigue, en tercera posición, la Administración Pública y la Seguridad Social, que perdió un 4,1% de los afiliados en 2013, es decir 50,3 millones menos que en 2012.

industria-manufacturera

Según la encuesta del INE, con este 2013, ya son seis años consecutivos de destrucción de empleo. En total, este año pasado le costó la pérdida de empleo a 198.900 trabajadores y en lo que llevamos de recesión, un total de 3,75 millones de españoles se encuentran sin trabajo. Actualmente el número de ocupados es el mismo que en el ejercicio del 2002, 16,7 millones.

Uno de los datos más confusos es el del paro, ¿cómo es posible que baje respecto al año 2012, pero siga destruyéndose empleo? La razón de estos datos es que la población activa ha cambiado por completo su comportamiento. La población activa ha descendido ya que, con el ánimo decaído de la crisis, muchas han dejado de buscar empleo y el INE deja de contarlos como personas paradas. También existe el caso de las miles de personas que salen de nuestro país para buscar trabajo en el extranjero. Así, a finales de 2013 había un total de 65.000 personas menos sin trabajo.

Aun así, los datos del paro siguen siendo alarmantes. A finales del 2013 España tenía una tasa de desempleo del 26,03% de la población activa.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta