29 abril, 2014
Escrito por Mireya Lázaro

Han salido a la luz ya los datos del primer trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) realizada por el INE. Unos datos que todavía arrojan información muy negativa acerca de la salida de la crisis de España.

Y es que a pesar de lo que afirman las autoridades políticas, el país continúa sin remontar y el paro continúa siendo excesivo.

Durante los tres primeros meses de este año 2014, el número total de parados alcanzó la cifra de 5.933.300, lo que supone una reducción en 344.900 con respecto a 2013. Sin embargo, unida a este descenso de desempleo también se ha dado una bajada de población activa de 187.000 personas, la mayor caída desde 2002.

Unas cifras que empañan el descenso del paro y hacen que su tasa ascienda incluso dos décimas con respecto al trimestre anterior y se sitúa en 25,93%.

Esta baja en la población en edad de trabajar, se debe en su mayoría a personas que dejan de buscar trabajo, ya sea porque no esperan encontrarlo o porque salen del país, tanto emigrantes españoles como inmigrante que vuelven a sus naciones.

En cuanto al empleo, este continúa destruyéndose con fuerza en todos los sectores. En servicios ha caído en 126.000 trabajadores, en industria en 42.200 y en construcción 48.200. La agricultura ha sido la única excepción, que sufrido un aumento.

Además, se han perdido 51.600 puestos de trabajo indefinidos y 112.400 de carácter temporal. A lo que hay que sumar, los 20.300 perdidos por trabajadores por cuenta propia. El empleo público ha sido el único que ha logrado crecer con 11.100 personas.

Por Comunidades Autónomas, la mayor bajada de parados durante este trimestre se ha dado en Andalucía, con 59.200 menos; Canarias, 9.300 y Madrid, 8.600.

Mientras que en las Islas Baleres y Galica, el número de desempleo ha subido en 18.800 y 16.100, respectivamente.

En cuanto el desempleo juvenil, las franjas de jóvenes en paro 16 a 24 años ha disminuido en 25.700 personas en el primer trimestre del año respecto a los tres últimos meses de 2013. Sin embargo, a pesar de una bajada absoluta del paro juvenil, la tasa de desempleados escaló hasta el 55’48% al final de este primer trimestre, lo que supone seis décimas más con respecto al periodo anterior.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta