4 abril, 2014

Si se quiere superar con éxito una entrevista de trabajo por todos es sabido que nunca hay que hacer ciertas cosas como llegar tarde, ir de graciosillo, ni tampoco mostrar una actitud altiva o contestar el clásico “no lo sé”. Pero lo cierto es que una entrevista de trabajo va mucho más allá y, en ocasiones, busca respuestas concretas, que responden a ciertas preguntas con una intencionalidad clara aunque a veces más oculta de lo que en un principio se pudiera pensar.

Pues bien, en algunas entrevistas los reclutadores lo que buscan precisamente es hacer preguntas absurdas simplemente para ver cómo es capaz de reaccionar la persona entrevistada ante determinadas situaciones. Por este motivo no es de extrañar que en un entrevistado se encuentre con cuestiones tales como; ¿Cómo podrías mover el monte Fuji?

1239959370_0

Si os encontráis ante este tipo de situaciones no os preocupéis. Por un lado, debéis saber que son mucho más comunes de lo que en un principio pueda parecer y vuestra reacción ha de ser tranquila. Es más, si pensáis que es necesaria más información para poder responder a la pregunta, lo mejor será que lo manifestéis ya que en contra de lo que podáis pensar esto les dará a los entrevistadores una buena imagen de vosotros.

Es básico que no os aceleréis y que os toméis vuestro tiempo a la hora de contestar. Lo más importante es que no cometáis un error así que más vale pensar en la respuesta que decir lo primero que se os pase por la cabeza ya que puede llegar a ser disparatado, más en una situación de nervios como la que genera siempre una entrevista de trabajo. Más vale que si no sois capaces de contestar acabéis por responder algo original que metáis la pata dando una respuesta por buena cuando es evidente que no lo es. Mucho cuidado porque compañías como Google o Microsoft ya hacen este tipo de cuestiones y quién sabe si pronto cundirá el ejemplo.

Un comentario para “Entrevista de trabajo: Las preguntas que todos deberíamos saber responder”

  1. A mi me preguntan eso y me quedo en blanco , la verdad

Escribe una respuesta