13 junio, 2014

La todopoderosa Coca Cola no pasa por su mejor momento. A la mala época que atravesaba hay que sumar que la embotelladora tendrá que readmitir a sus cerca de 800 empleados que fueron despedidos tras haberse anulado el Expediente de Regulación de Empleo de la firma por el que fueron despedidos 821 empleados en concreto.

De este modo, desde la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional se ha declarado nulo  el despido colectivo de 1.190 trabajadores que acabó, como decimos, con el despido de 821 personas y se saldó con el cierre de cuatro fábricas. Con esta resolución, la embotelladora está obligada a readmitir a los trabajadores así como a abonar los salarios dejados de percibir en todos estos meses en los que dejaron de ser parte de la plantilla.

Coca-Cola-chapa

El ere se ha declarado nulo al no haber ni informado ni negociado el cambio de empresario con los representantes de los trabajadores que se encontraron con la situación ya directamente de negociar el ere. “Se ha producido, por tanto, un completo y manifiesto incumplimiento de las obligaciones de información, consulta y negociación en el supuesto de cambio de titularidad de la empresa. Y no se trata de un incumplimiento situado en el pasado (…) es un incumplimiento que se mantiene en el presente y se proyecta sobre el periodo de consultas del despido colectivo, porque en ese momento la información y documentación sobre la constitución del grupo era todavía incompleta”, han asegurado los jueces al respecto.

Pero las explicaciones de este ere nulo va más allá y han sido los jueces los que han querido darla. al constituir el ámbito del despido sin ni siquiera haber informado a los trabajadores del cambio de empresario no puede en modo alguno considerase conforme con una mínima exigencia de buena fe negocial. Concurre por ello causa de nulidad del despido colectivo”, aseguraron.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta