16 noviembre, 2013
Escrito por Maria Molina

Utilizamos Internet para infinitas actividades, desde las relaciones sociales a la compra de ropa. Sin embargo, cuando se trata de dinero, la mayoría prefiere optar por la vía tradicional y apostar por los bancos en los que el trato con el experto es personal.

En 1995 apareció en España el primer banco digital, Openbank, una iniciativa de Banco Santander por llevar su entidad al terreno online. Casi veinte años después, la oferta de bancos digitales ha aumentado, pero los ahorradores siguen mirando de reojo estos depósitos de dinero. ¿Por qué? ¿Es mejor la banca tradicional o la banca por Internet?

Banca por Internet
Poder operar con tu dinero en cualquier momento y lugar es una de las ventajas que ofrece este servicio. Más de una decena de entidades trabajan a través de Internet en España: Inversis, ING Direct, Self Bank, Oficina Directa, Activo Bank o Uno-e son algunos de ellos.

Si las entidades online tienen una ventaja es la posibilidad de leer las condiciones del servicio o producto que se va a adquirir con calma, atendiendo a la letra pequeña en la que se esconden los “pero”.

“La experiencia reciente nos demuestra que por Internet un cliente puede analizar con más detenimiento la letra pequeña de lo que va a contratar o hacer una consulta previa a un asesor de confianza si es pertinente” señalan en una conocida empresa de asesoramiento financiero.

En materia de depósitos, las bancas online ofrecen las opciones más rentables. Banco Mediolanum ofrece un 2,25% a 13 meses y un 1,75% a seis meses con una inversión mínima de 2.000 euros. Por su parte, Openbank da un 2% desde 25.000 euros, mientras que ING Direct propone un 2,4% con un plazo de cuatro meses y sin desembolso mínimo.

Las cuentas remuneradas también ofrecen mejores condiciones cuando la entidad es online. La Cuenta COINC de Bankinter tiene una rentabilidad indefinida del 2,25% TAE sin necesidad de domiciliar una nómina o un desembolsar una cantidad inicial determinada.

Banca tradicional
Poder consultar personalmente cualquier duda sobre el estado de nuestro dinero o conseguir consejos sobre dónde depositar los ahorros es la gran ventaja de las entidades físicas.

Los productos más rentables a doce o trece meses son ofrecidos por la banca tradicional. El Depósito Nexo de Bankinter con el 2,75% TAE a partir de 10.000 euros es una de las ofertas más atractivas.

Espirito Santo a un año al 3% a partir de 50.000 euros, Caixa Geral al 2% desde mil euros, BBVA con un 2% a 13 meses, Banco Popular con el Depósito Gasol al 1,25% o Bankia con un 2% por su Depósito Fácil desde 3.000 euros también son propuestas competentes.

Los comentarios no estn activados