23 abril, 2014

La Unión Europea ya se ha pronunciado. España cerró el ejercicio anterior con un déficit público del 7,1% del Producto Interior Bruto. De este porcentaje se cree que aproximadamente 0,5 puntos porcentuales corresponderían al saneamiento de las cajas de ahorros que experimentaron un rescate público, sin ese impacto la cifra se habría quedado en el 6,6%.

Así pues, se trata de unos datos que han visto la luz hoy al ser publicados por Eurostat, la oficina estadística de la UE, y que no hacen más que confirmar las cifras anticipadas del 28 de marzo por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro y de las que se desprende que el Gobierno gastó en 2013 unos 72.600 millones de euros más de los que ingresó. De ese montante total, 5.656 millones se correspondieron al saneamiento de entidades financieras, un total de 4.822 millones se correspondieron con inyecciones de capital contabilizadas como déficit y 815 millones de euros en intereses.

pib-chileno-aumenta-en-2011

Por el momento, desde el Ejecutivo español se han comprometido a reducir el déficit de 2014 al 5,8%; al 4,2% en 2015 y al 2,8% en 2016. Por su parte, Eurostat confirmó que el nivel de deuda pública adelantado por el Ejecutivo español es del 93,9% del conjunto del PIB, frente al 86% registrado el pasado año.

No obstante, lo cierto es que la grave crisis económica ha afectado a toda Europa y la mayoría de países miembros presentan un nivel de deuda igualmente elevada. Así pues los países con mayor índice de deuda se corresponden con Estonia, con el 10% del PIB, Bulgaria, con el 18,9%, Luxemburgo, con el 23,1%, Letonia con el 38,1%, Rumanía con el 38,4%, Lituania con el 39,4% y Suecia con el 40,6%. Como se puede observar, son 16 el número de países que ha superado la cota del 60% que fija el Pacto de Estabilidad, encabezados por Grecia con el 175,1%, seguido de Italia con el 132,6%, Portugal con el 129%, Irlanda con el 123,7%, Chipre con el 111,7% y Bélgica con el 101,5%.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta