29 enero, 2014
Escrito por José Ferrando

Tras las caídas de las bolsas la última semana debido a la crisis de los tipos cambiarios protagonizado por varias economías emergentes como Turquía o Argentina, la bolsa española consigue recuperarse en tiempo récord y sortear la crisis.

Tras el repunte de estos últimos días, la Prima de Riesgo vuelve hoy a niveles de principios de la semana pasada y se coloca por debajo de la barrera psicológica de los 200 puntos básicos. El bono español a 10 años consigue alcanzar una rentabilidad del 3,6%, niveles mínimos que no se alcanzaban desde 2006.

Por su parte, el IBEX 35 consigue remontar de nuevo y saltar la cifra de los 10.000 puntos. El resto de bolsas europeas también vuelven a recuperarse tras este pequeño bache bursátil, gracias a los esfuerzos hechos en las bolsas asiáticas respecto a las rentas variables y la subida de los tipos de interés realizados por Turquía y la India en un intento de frenar la depreciación de sus monedas nacionales, la lira turca y la rupia respectivamente.

Los inversores españoles van camino de recuperar las pérdidas de la semana pasada, aunque hasta que se produzca la reunión de la Reserva Federal dentro de unas horas y el ente estadounidense no señale sus próximas líneas de actuación, la incertidumbre aún es elevada como para asegurar que el hundimiento cambiario haya sido superado.

De hecho, aunque Turquía e India han conseguido parar la depreciación de su papel moneda, en Argentina sigue habiendo mucha inestabilidad cambiaria: el Peso argentino se devalúa a pasos agigantados mientras la inflación se dispara y los primeros negocios tienen que comenzar a cerrar.

Varios analistas del banco de inversión Morgan Stanley han puesto a España como ejemplo de países que han estado muy expuestos a esta crisis pero que están consiguiendo superarla con éxito.

En ese sentido, la entidad se reafirma en sus previsiones bajistas de diciembre respecto a las inversiones en países emergentes, que según fuentes de la firma “están siendo penalizadas principalmente por no reemplazar sus caducos modelos de crecimiento”.

Brasil, Sudáfrica, Turquía y Ucrania son los más suscepctibles de sufrir una crisis económica considerables, seguidos por México e Indonesia y, en última instancia, Tailandia y la India.

La economía española debería estar especialmente atenta a una posible crisis en Brasil, ya que las empresas del IBEX 35 tienen mayores intereses en el país carioca que en Argentina, por lo que una crisis en el gigante de América del Sur supondría un descalabro considerable de la Bolsa de Madrid.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta