3 diciembre, 2013
Escrito por Ana Bort

El emprendimiento es una de las alternativas a las que suman cada vez más jóvenes y mayores en los tiempos que corren. Son muchos los profesionales que optan por abrir su propio negocio para desarrollar una actividad rentable y productiva y de esta manera plantarle cara a la crisis.

Sin embargo, las pymes son las más afectadas por esta época de recesión económica. Antes de comenzar la crisis, los cierres han incrementado, la mayoría por quiebra y especialmente de empresas ya existentes, que no han sabido o no han sido capaces de afrontar esta situación; y otras más jóvenes, debido, fundamentalmente, a la falta de financiación.

A pesar de que existen diferentes planes y programas impulsados por el Gobierno y las diferentes Comunidades Autónomas, a través de las Cámaras de Comercio y otras instituciones públicas, las subvenciones en ocasiones se hacen insuficientes o bien es necesaria una nueva forma de financiación para darle un impulso a las empresas.

Por eso, debido además a la difícil situación por la que están atravesando los bancos y lo complicado que se hace acceder a un préstamo, los créditos rápidos se han convertido en una de las maneras de conseguir capital de manera sencilla, rápida y eficaz. De hecho, en Internet existen muchas páginas webs donde, a golpe de un par de clics y en apenas unas horas, se puede contar con una importante suma de dinero como es el caso de la página web de Kredito24. Son muchas las pymes que acceden a los créditos exprés para hacer frente a gastos imprevistos o bien realizar inversiones puntuales.

Otra de las vías de financiación a las que más se suman las empresas, especialmente las jóvenes, es el crowdfunding. Más conocido como “financiación en masa” o “colectiva”, consiste en buscar financiación por parte de particulares, como si fueran pequeños mecenas, para financiar ideas o proyectos a cambio de recompensas exclusivas.

A pesar de que en España esta tendencia aún no ha hecho sino comenzar, las distintas plataformas existentes de nuestro país, según un estudio, gestionan unos 9,7 millones de euros entre todas las aportaciones. Un atisbo de esperanza y de futuro para todos aquellos que deciden montar su propio negocio, o al menos intentarlo.

Los comentarios no estn activados