12 agosto, 2013
Escrito por Rodrigo Cortiña

La independencia energética es una de las vías por la que varios países, incluido España, podrían ahorrar millones de euros al año al no tener que exportar combustible del extranjero y resulta más vital aún ahora en el contexto de revoluciones y conflictos en los países árabes.

El fracking podría ser la vía para poder acceder a tener unos recursos fósiles própios para países sin la disponibilidad de estos, como es el caso de España.

Por ello, desde Bolsaclick te explicamos qué es el fracking y te damos información para que puedas conocer mejor esta controvertida nueva fuente de obtener energía.

  • ¿Qué es el fracking y cómo funciona?

La fracturación hidráulica, también conocida como fracking, consiste en la extracción de gas de una forma no convencional, mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos) a fin de extraer el gas atrapado en la roca.

La extracción del gas se realiza mediante un proceso de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta 5.000 metros en vertical y luego varios kilómetros en horizontal, para después inyectarse agua con arena y una serie de aditivos químicos a gran presión, lo que hace que la roca se fracture y libere los gases.

  • ¿En qué parte de España podría utilizarse el fracking?

Según estudios del suelo, Álava podría ser una zona rica en gas no convencional y el Gobierno Vasco, a través de SHESA, ha anunciado su intención de explorar la viabilidad económica del proyecto.

Según fuentes del Gobierno del País Vasco, se estima que se podrán extraer unos 185.000 millones de metros cúbicos, que podrían valer 30.000 millones de euros. Eso sí, sin valorar las consecuencias medioambientales del proceso y sus costes de saneamiento.

  • ¿Qué costes medioambientales tiene utilizar el fracking?

Esta técnica, que lleva años utilizándose en Estados Unidos, ya lleva aparejada una serie de claros problemas medioambientales asociados a ella.

Algunos de estos podrían ser la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, la contaminación del aire y las alteraciones el paisaje, concretamente afectando a la calidad del suelo de forma negativa.

También se han documentado casos de afecciones a la salud humana gracias a los efectos contaminantes de este tipo de proceso, además de la posibilidad de un mayor riesgo sísmico debido a la necesidad de realizar excavaciones de gran profundidad.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta