26 diciembre, 2013
Escrito por José Ferrando

Hace unas semanas, desde el BBVA se advertía que en los próximos años el negocio bancario se restringiría hasta el punto de que el presidente del Banco, Francisco González, aseguraba que el mundo pasará de tener unos 20.000 bancos “reales” a apenas un centenar de entidades “puramente digitales”.

Al parecer, gigantes tecnológicos y del comercio internacional como son Google y Amazon podrían estar interesados en entrar en el negocio de la banca. Según asegura El Confidencial Digital, en las cúpulas de las entidades españolas circulan informes al respecto elaborados por PricewaterhouseCoopers y el IE Business School.

El informe describiría el método que Google ya está utilizando para captar clientes de la banca, a la vez que recogería los diferentes planes que Amazon está desarrollando para introducirse poco a poco en el mercado de transferencias comerciales para dar finalmente el salto al mercado de préstamos y depósitos.

De hecho Google ya ha tomado la delantera en Estados Unidos, donde desde el pasado mes de noviembre la compañía de Mountain View ofrece a sus usuarios tarjetas de débito. Estas forman parte del Google Wallet (monedero electrónico), pero también permiten a sus propietarios comprar productos en tiendas físicas siempre que estas acepten el método de pago de MasterCard.

Además, estas tarjetas se podrán utilizar para sacar dinero en cajeros automáticos, momento en el que el usuario podrá elegir si retirar dinero de su cuenta habitual o de su monedero electrónico sin ningún tipo de comisión.

Amazon, por su parte, ha empezado una línea de préstamos que se llamará probablemente Amazon Lending, y se convertirá en un “capital riesgo” que realizará préstamos a interés fijo para determinados vendedores del sitio web.

Los límites del servicio de préstamos de Amazon Lending será que ese dinero prestado solo podrá utilizarse para la compra de productos que luego se vayan a vender en el marketplace de Amazon, deduciéndose automáticamente los intereses del préstamo de las cuentas Amazon de los propios vendedores.

Las previsiones de la banca española auguran que dentro de un lustro apenas un 5% de las interacciones bancarias se realizarán mediante sucursales, época en la que Amazon y Google ya habrán triplicado su número de clientes bancarios.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta