11 abril, 2014

Parece que ni las propias compañías eléctricas están a favor de la esquizofrenia en forma de factura energética a la que parece que los consumidores españoles están abocados tras las últimas modificaciones en la materia por parte del Ejecutivo. Así lo ha manifestado el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que ha asegurado que la mejor opción pasaría por contar con una política energética común así como con un regulador europeo único que fuera capaz de “promover un marco predecible y armónico, para hacer posibles las inversiones que Europa necesita”.

De este modo, el presidente de Iberdrola ha aprovechado para hacer hincapié en el déficit de tarifa que se da por el desfase entre los ingresos y gastos del sistema eléctrico y que asciende ya a unos 3.600 millones de euros, según los datos de 2013. Eso sí, pese a insistir en este aspecto, lo cierto es que Sánchez Galán no ha querido pronunciarse al respecto de los nuevos sistemas de precios.

iberdrola-empleo

No obstante, lo que sí que ha querido remarcar el presidente de Iberdrola es que en los últimos meses se ha dado una evolución que ha hecho que el margen de precios sea mucho más predecible. “Podemos decir que nos encontramos en un punto de inflexión. Tanto la Comisión Europea como algunos Estados miembros han empezado a comprender la magnitud del problema y a darse cuenta de que es fundamental conseguir una conciliación de todos los objetivos de política energética, especialmente la sostenibilidad y la competitividad”, afirmó.

Atendiendo ya a las intenciones de Iberdrola en España todo apunta a que mantendrá y renovará las instalaciones que ya están presentes y terminará con las dos centrales hidroeléctricas que tiene en construcción; la ubicada en Sil y en el Júcar. Sánchez Galán no ha querido concluir su intervención sin recordar que “en España hay una serie de limitaciones a la inversión, como las moratorias en las renovables y el exceso de capacidad instalada».

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta