21 octubre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

Durante el año la tendencia española ha sido diferenciada. Desde el mínimo en junio, el Ibex ha crecido un 32,4%. El Ibex 35 lidera las ganancias con un 22,4%, seguido de la bolsa de Milán con una revalorización del 18,4%, les siguen la bolsa francesa Cac 40 con un 17,7%, la alemana Dax 16,4% y un 12,2% en la FTSE100 de Londres.

El diferencial de riesgo ha condicionado el comportamiento de la bolsa española. Ahora existe un panorama económico español propicio para los inversores, despejadas las dudas de fracturación sobre el euro y llevadas a cabo las reformas presupuestarias encaminadas a pagar la deuda. Con la prima de riesgo en los 240 puntos, el Tesoro puede financiarse más barato e impulsa el mercado de renta variable.

La inversión extranjera

La inversión extranjera está siendo un pilar para la confianza en el Ibex. Los grandes grupos de inversión extranjeros aconsejan el mercado de renta variable española por delante de la estadounidense, debido a que es más competitivo ya que viene de un proceso de desconfianza inversionista y por lo tanto se encuentra a la baja comparado con el resto de mercados, que se encuentran en sus máximos.

La llegada de capital extranjero es el que más está condicionando el mercado español, que al ser relativamente pequeño, la llegada de flujos de capital extranjero llevan al alza la cotización, según algunos expertos, los inversores vienen en busca de bajos tipos de interés y mayores rentabilidades. También cabe añadir la relevancia que ha tenido la paralización de EEUU por la falta de acuerdo en el techo de deuda que ha llevado al flujo de inversores de la bolsa estadounidense hacia Europa.

Banca

Los bancos españoles tienen un gran peso en el Ibex 35 y aportan una gran confianza a los inversores porque son conocedores del apoyo que desde la administración se ha dado a la banca privada tras el rescate bancario y las cuantiosas ayudas públicas.

A pesar del optimismo en que se mueve el parqué español, diversos analistas distan de esta idílica radiografía de la economía española, abogando a la dificultad de mantener este crecimiento tan vertical y en un plazo tan corto, pero sobre todo, como dice Victoria Torre analista de Self Bank, recordar que “las empresas siguen teniendo dificultades, todos los días hay anuncios de suspensión de pagos y el paro es el más alto de la eurozona”.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados