20 agosto, 2013
Escrito por Angela De la Vega

El sector bancario ha protagonizado una vez más la caída del Ibex 35 en la jornada de ayer. Tras un periodo en el que las entidades financieras han hecho posible que el índice bursátil roce los 8.800, los datos publicados relativos a la tasa de morosidad han hecho que la capitalización de los bancos caiga en picado y pierdan hasta 4.500 millones de euros solo en el día de ayer.

Las empresas crediticias más afectadas fueron Sabadell y Bankinter. Ambas cayeron más allá del 5%. El banco Sabadell se dejó 335 millones de euros en el parqué mientras que Bankinter llegó a los 177 millones.

CaixaBank estuvo en tercera posición en cuestión de disminuciones en la capitalización, pasando de tener un valor de 15.019 millones de euros en bolsa a valer 14.270 millones, lo que supone más de un 4,98% del volumen.

El banco Popular también fue dañado por las cifras de mora y ha caído un 3,98% reduciendo su tamaño en 82,5 millones de euros en contraste con la tendencia anual que se situaba en los 57 millones.

Las grandes entidades del sector, BBVA y el banco Santander, parecen estar mejor aseguradas frente a las turbulencias de la economía y han notado menos el vendaval, registrando pérdidas de 2,6% y 2,85% respectivamente.

Bankia, sin embargo, fue la entidad que mayor batacazo se ha llevado con una pérdida del 6,1% que resultaron en 600 millones de euros menos en términos de volumen. Bankia no cotiza en el Ibex 35 debido a las cuantiosas caídas que ha ido registrando a lo largo del año.

El batacazo del Ibex 35 se ha producido después de una larga racha de movimiento alcista que viene teniendo lugar desde finales de agosto hasta ayer. Los valores que más habían contribuido a las subidas del índice han sido también los que más han caído.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta