12 agosto, 2013
Escrito por Rodrigo Cortiña

Uno de los sectores más castigados por la crisis ha sido el sector de la banca, que unido al de la construcción representan los dos sectores más tocados desde el comienzo de la recesión en 2008. Y las consecuencias de eso se notan hasta hoy en día: en menos de un año, el sector financiero español ha destinado 125.000 millones de euros en provisiones y saneamientos, además de las necesarias para cumplir con los acuerdos de Basilea III.

La consecuencia de todo esto ha sido el desplome de las acciones de estas entidades, que han tenido apuros económicos debido a que a muchos inversores la escasa rentabilidad del sector les produjo un “efecto huida” del sector, buscando otros pilares de inversión hasta que se estabilizara el negocio bancario.

Pero desde hace un par de meses, comienzan a verse brotes verdes en el sector: Popular, Sabadell, Bankinter y Caixabank consiguieron posicionarse entre los diez mejores valores del selectivo español.

Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, apunta motivos que podrían justificar estas evoluciones: por un lado se encuentran arropados por “las subidas generales del Ibex y del resto de Bolsas dada su mayor elasticidad tanto en las tendencias alcistas como bajistas, que provoca siempre exageraciones de estos movimientos”.

Por el otro lado, la posibilidad de que “la mejora de la deuda, los resultados empresariales y la posibilidad de que los activos fiscales diferidos puedan computarse como capital”, pese al criterio de Basilea III, ayuda a que se produzcan estas mejores cotizaciones.

Además del buen comportamiento de las entidades más grandes, las nacionalizadas también se han mostrado mejor que en el año pasado. De hecho, Acciona apostó fuertemente por Bankia, Liberbank y Bankinter como alternativas de elección.

El caso de Bankia es particular: pese al castigo en bolsa inicial, las ayudas públicas recibidas y los mejores datos económicos anunciados por la entidad la convierten en uno de los valores favoritos de inversión, aunque la elevada volatibilidad del sector financiero hace que la entidad presidida por Ignacio José Goirigolzarri aún no acabe de despegar.

Por otro lado, BBVA ha anunciado beneficios por encima de los anunciados por el Banco Santander, esperando que al cotización de la primera entidad llegue a casi los ocho euros por acción.

En concreto, el 39% de los analistas recomiendan comprar BBVA frente al 23% de Santander, debido a los peores resultados obtenidos por la entidad de Emilio Botín en Reino Unido y en Brasil.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta