11 marzo, 2014
Escrito por José Ferrando

La buena marcha de la deuda pública es buena para el Estado, aunque no tanto para los inversores.

Un descenso del tipo de interés a pagar por emitir deuda pública significa que el Estado debe desembolsar menos en el medio plazo para conseguir financiación actual, mientras que para los inversores en Bonos del Estado o Letras del Tesoro esto significa disminución de la rentabilidad de estos productos.

En la última subasta, las Letras a 3 meses se han colocado a un interés del 0,17%, las de 6 meses al 0,382%, las de 9 meses al 0,457% y las de 12 meses al 0,618%. Por su parte, los Bonos a 3 años se han repartido a un 1,562% de interés y los Bonos a 5 años a un 2,263%.

Por último, las obligaciones a 10 años se han colocado con un interés del 3,559%, las de 15 años a un 4,199% y las obligaciones a 30 años a un 4,519%.

ventajas de invertir en el tesoro publico

Por ello, pese a la seguridad que pueden ofrecer los Bonos, Obligaciones y Letras del Tesoro, los depósitos pueden ser en ocasiones mucho más ventajosos.

Algunas de las cuestiones a tener en cuenta a la hora de invertir en un deposito o en deuda publica son:

1. Fiscalidad
Cuando se perciben los intereses de los depósitos, a estos ya se les retiene el 21% si la ganancia es inferior a 6.000 euros, un 25% entre los 6.000 y los 24.000 euros, y un 27% para las retribuciones superiores a 24.000 euros. Las letras, en cambio tributan en el momento de hacer la declaración de la renta.

2. Liquidez
Los depósitos pueden cancelarse antes del vencimiento, con una penalización baja o incluso sin ella. Las letras, en cambio, tienen su precio determinado por el mercado, por lo que si vendemos este producto antes de su vencimiento podemos incurrir en pérdidas.

3. Cobro de intereses
Normalmente cuando se compra deuda pública hay que esperar al menos 12 meses para cobrar el rendimiento, mientras que el cobro del interés de los depósitos se hace mensualmente.

4. Seguridad
En el caso del Estado español, cualquier fondo del tipo que sea está respaldado por el fondo de Garantía de Depósitos, que cubre hasta 100.000 euros por depósito y persona. Los bonos y obligaciones son más seguros, ya que su protección es mayor al ser productos emitidos por el proio estado.

5. Contratación
Si se contrata deuda pública mediante una entidad financiera la rentabilidad suele disminuir bastante, por lo que sería conveniente abrirnos directamente una cuenta en el Banco de España. Respecto a los depósitos, no tenemos más remedio que hacerlo mediante entidades financieras, pero en este caso no afectará a la rentabilidad de nuestra inversión.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta